8 consejos para cuando hagan reformas en casa

reformas en casa recogida muebles gratis¿Se han mudado alguna vez de casa porque se les había quedado pequeña la vivienda o porque ya no era funcional para el uso que pretendían darle? En caso afirmativo, se plantearon la realización de reformas en casa, en lugar de mudarse? ¿Pensaron en posibles redistribuciones y optimizaciones del espacio, antes de concluir que necesitaban otra casa? ¿Han sufrido alguna vez las reformas en casa del vecino?

Hoy queremos darle algunos consejos para la realización de reformas en casa, con el objetivo de que éstas sean llevaderas para ustedes pero que también lo sean para sus vecinos.

Reformas en casa; consejos de supervivencia

1.- No intenten hacer las reformas en casa ustedes mismos. Salvo que sean profesionales del sector de la construcción, dejen las reformas en casa para los expertos. Puede ser muy tentador buscar vídeo-tutoriales en YouTube sobre diferentes tipologías de trabajos y oficios pero no se lo recomendamos, particularmente cuando es necesario demoler tabiques o levantar paredes nuevas.

Piensen en la albañilería (por ejemplo) como en la cirugía; ¿se operarían ustedes mismos de alguna dolencia? Entendemos que no. Con las reformas en casa han de adoptar la misma actitud; confíen el trabajo a un profesional.

2.- Lleven un regalo (una botella de vino, por ejemplo) a sus vecinos y avísenles de que se va a realizar una obra y que posiblemente durante unos días se produzcan ruidos molestos. Sus vecinos se lo van a agradecer enormemente y es probable que tengan la misma cortesía con ustedes cuando llegue el momento.

3.- Asegúrense de que el contratista cuenta con los permisos, seguros y licencias necesarias para la realización de sus reformas en casa. Tengan en cuenta que en función del alcance de la obra, serán preceptivas determinadas licencias.

4.- No intenten vivir en su casa durante las obras, especialmente si tienen niños y/o animales. Una obra es un lugar potencialmente peligroso, por encontrarse allí todo tipo de herramientas, materiales y sustancias tóxicas como pinturas o disolventes.

5.- Aprovechen la reforma para revisar y sanear las instalaciones de agua, electricidad y gas. Una vez que tengamos obreros en casa, es el mejor momento para hacer este tipo de trabajos menores de mantenimiento, evitando tener que hacerlos en el futuro y volver a convertir nuestro hogar en un campo de batalla.

6.- Cuando hagan el presupuesto de sus reformas en casa, cuenten con un colchón adicional en sus números. Es habitual que durante una reforma se descubran problemas ocultos que requieran ser atendidos, tales como humedades, grietas o infestaciones, motivo por el que deben contar con un 10-15% adicional sobre lo inicialmente presupuestado para resolver este tipo de contingencias.

7.- Escuchen las opiniones de los obreros y déjense aconsejar. Puede que ustedes tengan una idea muy clara sobre cómo quieren su reforma pero a veces nuestras ideas no son prácticas o fácilmente realizables en la práctica. Los obreros cuentan con mucha experiencia y podrán guiarles adecuadamente.

8.- Supervisen el proceso de reciclaje de los materiales. Es costumbre que todo el material de escombro termine en un contenedor pero cada vez se presta más atención a un reciclado responsable y sostenible de objetos tales como marcos de puertas, ladrillos, bañeras, cristales o metales. Quizá puedan incluso reutilizar algunos de éstos en la nueva distribución de su casa, una vez haya concluido la reforma.

Éstos han sido nuestros consejos de hoy; ¿y ustedes? ¿Han sufrido con alguna reforma propia o ajena? ¿Cómo han sobrevivido?