Cómo gastar menos luz en casa

Hace poco escribíamos un post sobre cómo reducir los consumos domésticos, pero dada la escalada del precio de la energía, hemos querido volver a repasar esta cuestión. Porque gastar menos luz es posible, siempre y cuando seamos un poco conscientes de las medidas a adoptar en este sentido.

Te presentamos a continuación unos sencillos trucos que te permitirán gastar menos luz en casa, sin que ello signifique que debas pasar más frío, o renunciar a tu comodidad. Veamos cómo.

 

gastar menos luz

Gastar menos luz con 10 sencillas medidas

1.- Sellar ventanas y puertas es un paso fundamental en el aislamiento de tu casa y reducirás mucho el consumo eléctrico si lo consigues. Sin corrientes ni aire colándose por las rendijas, la calefacción necesitará hacer menos esfuerzo para calentar y no desperdiciarás energía. No olvides sellar también los cajetines de las persianas.

2.- Gastar menos luz implica que quizá debas gastar un poco más en los electrodomésticos. Y no queremos decir que debas deshacerte de los electrodomésticos actuales y renovarlos por completo. Simplemente sugerimos que la próxima vez que vayas a comprar una lavadora, una nevera, o una tostadora, elijas aparatos de clase A, como mínimo.

3.- No abuses de la calefacción. Es tentador poner el termostato a 26 grados para que se nos pase el frío rápidamente, pero esto representa un problema; en cuanto lleguemos a dicha temperatura querremos apagar la calefacción. Esta acción consume mucha energía y es un desperdicio. Es mejor fijar una temperatura constante entre los 20 y los 22 grados.

4.- Gastar menos luz implica que te fijes en los pequeños detalles. Si no vas a seguir viendo la tele, apágala por completo y no la dejes con el piloto rojo encendido o en stand-by.

5.- Piensa en una tarifa nocturna o de discriminación horaria para gastar menos luz, en función de tus necesidades y usos. ¿Puedes poner el lavavajillas y la lavadora por la noche? ¿Te compensaría hacerlo? Se pueden conseguir grandes ahorros con estas tarifas.

Y dado que todo lo relativo a la eficiencia energética de las viviendas es un tema de mucha enjundia, seguiremos tratándolo en posteriores artículos de nuestro blog.

¡Hasta pronto!