Reciclaje en la oficina

reciclaje en la oficina

En nuestro último post hablamos sobre cómo iniciar un programa de reciclaje en casa. Explicamos cómo montar una pequeña “estación de reciclaje” y hablamos sobre los distintos tipos de desechos y sus destinos correspondientes. Esperamos que esta información les haya sido de utilidad y que ya se hayan puesto en marcha con ello. Ahora bien, puesto que muchos de nosotros trabajamos en oficinas, queremos darles también algunos consejos sobre reciclaje en la oficina.

Los que acuden a diario a una oficina para trabajar suelen pasar allí más de cuarenta horas semanales y aunque se producen muchísimos desechos de todo tipo, parece que no va con ellos su reducción o su retirada.

El personal de limpieza trabaja fuera del horario de oficina y la basura desaparece durante la noche casi por arte de magia sin que nadie haga muchas preguntas sobre el tratamiento que se le ha dado al papel, a los cartuchos usados de impresora o a los plásticos y envoltorios.

En casa es más difícil hacer la vista gorda porque comprobamos de primera mano cómo se acumula la basura pero el reciclaje en la oficina parece que no va con nosotros. Ahora bien, una vez somos conscientes de que el reciclaje también es importante en nuestro lugar de trabajo, ¿cómo podemos abordar el reciclaje en la oficina con éxito?

Reciclaje en la oficina con éxito

  • En primer lugar, hay que identificar exactamente lo que queremos reciclar. Es necesario empezar por objetivos fáciles y asumibles para gradualmente ir marcándose objetivos más ambiciosos. ¿Sabían que el 90% de los desechos de la oficina son reciclables? Una forma habitual de empezar con el reciclaje en la oficina es con el papel.
  • Seguidamente, han de buscar la complicidad de sus compañeros de trabajo o empleados. Hay que involucrar a todos en la misión y si hemos marcado el objetivo de reciclar el papel (en lugar de reciclar diez tipos de desechos diferentes) no debería ser muy difícil conseguir que todos arrimen el hombro.
  • Hay que hacer que el reciclaje sea muy fácil para los trabajadores. Mientras hablan con clientes y proveedores por teléfono, lo último en lo que estarán pensando los trabajadores será el reciclaje en la oficina o el medio ambiente. Es por ello que las papeleras para papel deben estar muy al alcance de todos. Lo ideal es colocar una papelera específica para papel bajo cada mesa de trabajo, bien señalizada a tal efecto.
  • Situar grandes papeleras o contenedores para papel al lado de las impresoras y los faxes. Ésta es una manera muy eficaz de “invitar” a los trabajadores a reciclar.

Un segundo paso es ampliar la política de reciclaje en la oficina a los envases de plástico y latas, otro de los desechos que se producen en grandes cantidades en la oficina. Botellas de agua y Coca-Colas vacías suelen terminar mezcladas con el resto de la basura, motivo por el que hay que concienciar a la empresa. Se han de colocar contenedores específicos en las zonas de vending, cocina o cantina y acompañar esta acción con carteles informativos y circulares internas sobre el reciclaje en la oficina.

La clave es empezar poco a poco y que gradualmente se vaya internalizando la necesidad de hacer reciclaje en la oficina de manera responsable.

Ahora bien, una vez concienciados los trabajadores, ¿cómo nos deshacemos de la basura?  Esto dependerá mucho de las normas de su edificio y del presupuesto de que dispongan. Quizá la recogida de basura en el inmueble sea comunitaria. En el caso de que no lo sea, existen empresas que se dedican a este tipo de recogidas. En última instancia, se puede designar a un empleado para que semanalmente lleve los desechos a una estación de reciclaje. Nosotros propondríamos que fueran turnos rotativos, para que todos se involucren.

¿Y ustedes? ¿Trabajan en una oficina? ¿Reciclan todo? ¿Saben qué otros desechos se pueden y se deben reciclar?