Reciclar antes de la mudanza

¿Tienes pensado hacer una mudanza? ¿Ha crecido la familia? ¿Te mudas a otro barrio, ciudad o país? ¿Tus padres son mayores y se vienen a vivir contigo y con el resto de tu familia, motivo por el que buscáis una casa más grande? ¿Tus hijos se han marchado a la universidad y la casa familiar es demasiado grande para tus necesidades?

Sea por el motivo que sea, reciclar antes de la mudanza evita que «los árboles no nos dejen ver el bosque». La mudanza es una excelente oportunidad para imponer orden y pensar en deshacerse de muchos de los muebles, trastos y objetos que ya no utilizamos, bien sea porque ya no son prácticos, porque están rotos o porque están pasados de moda. Reciclar antes de la mudanza es casi obligatorio y es uno de los mejores momentos para hacerlo.

reciclar antes de la mudanza
¿Una estufa vieja o un gran elemento decorativo?

Por si no lo sabes, las empresas de mudanza suelen acudir a tu casa para hacer una valoración del volumen de objetos y enseres que deberán ser transportados, siendo por ello recomendable que todo lo que se deba tirar, donar o reciclar, ya no esté en casa cuando vayan a hacer dicha valoración. Es imprescindible reciclar antes de la mudanza para que el presupuesto que nos ofrezcan se ajuste a la realidad de lo que habrá que transportar.

Quizá te tiente dejar sin más algunos de los muebles que no usas a pie de contenedor, en la calle, porque sabes que alguien no tardará en llevárselos pero debes saber que esto no es necesariamente lo más responsable o cívico.

Reciclar antes de la mudanza; seamos cívicos y responsables.

Debes tener siempre en mente los beneficios del reciclaje. La energía empleada en crear productos nuevos con material reciclado es menor que si se parte de cero y esto siempre será beneficioso para el medioambiente. El medioambiente, por si no lo sabes, es el legado que todos vamos a dejar a nuestros hijos y futuras generaciones, debiendo por ello hacer un esfuerzo especial en cuidarlo y mimarlo.

¿Qué se puede reciclar antes de la mudanza? Quizá creas que solamente el cristal, el papel y el plástico son reciclables pero son muchos más los objetos que son susceptibles de ello. Juguetes viejos, ropa, muebles y aparatos electrónicos; todos ellos son reciclables y deben ser tratados como tal. No deben ser dejados al lado de los contenedores azul/verde/amarillo sino que deben ser llevados al punto limpio más cercano.

Cuando te propongas reciclar antes de la mudanza quizá descubras durante el empaquetado que tienes muchos botes de pintura, productos de limpieza, barnices, aerosoles, etc. Ninguno de estos productos (incluyendo aceites y lubricantes) deben ser tirados a la basura o, peor, por el sumidero de la cocina. De nuevo, el punto limpio es el lugar indicado para deshacerse de este tipo de productos de la manera más limpia e inocua.

Piensa también en el re-tapizado y restauración de muebles. En la sociedad de hoy día, es costumbre deshacerse de algo cuando ha dejado de cumplir su función o cuando ha pasado de moda, sin pensar mucho en alternativas diferentes a la de reemplazar el objeto por uno más nuevo y moderno.

Tratándose de muebles, no olvidemos que sillones, sillas y sofás (por ejemplo) pueden muchas veces ser retapizados y cobrar nueva vida. Tengamos en cuenta también que los muebles de madera pueden ser restaurados, pintados o barnizados y pueden recuperar el brío de antaño. Piensa bien en ello antes de correr a la tienda de muebles suecos más cercanos.

Está muy bien reciclar antes de la mudanza pero, ¿qué pasa después? ¿Qué vas a hacer con las cajas de la mudanza vacías? Instalados en la nueva vivienda y tras varias semanas (quizá meses) de planificación, puede que lo último que te apetezca sea llevar las cajas de cartón de la mudanza a un punto limpio para su correcto tratamiento pero recuerda que esto es lo más responsable.

Dependiendo también de cómo estén las cajas, posiblemente sean susceptibles de nuevo uso por parte de alguien. Pregunta a amigos y familiares si tienen pensado hacer una mudanza próximamente o pregunta incluso a tu empresa de mudanzas si pueden reaprovecharlas. La última opción debe ser la de destruirlas o tirarlas, sobre todo si se encuentran en buen estado.

En resumidas cuentas y tal y como manifestábamos al principio de este post, hay que reciclar antes de la mudanza; es el momento ideal para ordenar, seleccionar, reutilizar y reciclar. Con ello conseguirás que en tu nuevo hogar se respire un ambiente más fresco y renovado.

No podemos dejar de mencionar que con Recogida Muebles Gratis puedes ahorrarte muchos quebraderos de cabeza. Llámanos si quieres desprenderte de muebles y enseres que ya no utilizas; nosotros nos aseguraremos de su correcto tratamiento.