El síndrome de diógenes; ¿cómo ayudar?

El blog de Recogida Muebles Gratis no es una bitácora de humor pero siempre procuramos abordar los temas de un modo ameno, para que su lectura sea fácil y consigamos nuestro objetivo de ser divulgativos. Pretendemos llegar a cuantas más personas mejor y dar respuesta o solución a los pequeños problemas y cuestiones relacionados con la recogida de muebles.

Nuestro fin no es el de hacer reír pero sí que aspiramos a informar y entretener.

Ahora bien, hoy nos queremos poner un poquito más serios y abordar una enfermedad que muchos conocemos pero que no necesariamente nos toca muy de cerca, dada su rareza. Ahora bien, si estás leyendo estas líneas gracias a una búsqueda en Internet, quizá sí lo padezca alguien de tu familia, motivo por el que creemos importante tratarlo.

No vamos a poder profundizar mucho en ello pero sí tocar ciertos aspectos de esta enfermedad que creemos importante dar a conocer. Queremos hablar del Síndrome de Diógenes y su relación con la recogida de muebles.

¿Qué es el Síndrome de Diógenes y qué relación guarda con la recogida de muebles?

Sin ser demasiado técnicos, diremos que este síndrome consiste en que el que lo sufre descuida los hábitos sociales, de alimentación y de higiene, aislando al individuo y que normalmente lleva aparejado el impulso por acumular todo tipo de cosas, objetos y hasta basura. Es un problema que afecta mayoritariamente a las personas mayores, predominando en gente con los siguientes rasgos de personalidad.

  • Falta de decisión
  • Perfeccionismo
  • Procrastinación
  • Dificultad para la organización

La relación que guarda esto con la recogida de muebles es que uno de los objetos que acumulan las personas con Síndrome de Diógenes son precisamente muebles y que éstos suelen quedar muchas veces sepultados bajo montañas de ropa, bolsas de plástico llenas de trastos y basura. Muchos de los consejos que hemos dado en este blog son sobre el mantenimiento del orden en casa y sobre, precisamente cómo no acumular trastos y enseres inservibles. Es por ello que nos ha parecido relevante hablar sobre ello.

síndrome de diógenes recogida muebles gratis

¿Cómo podemos ayudar o apoyar a una persona con este problema?

En Recogida Muebles Gratis no somos profesionales de la psicología ni de la medicina pero si por desgracia cuentas con algún familiar o amigo que padece el Síndrome de Diógenes (o presenta síntomas de su inminente aparición), queremos ofrecerte algunas pautas que esperamos ayuden a evitar que el problema se agrave. Recomendamos por supuesto que consultes un profesional en primera instancia, pero aquí va nuestra pequeña aportación.

Para facilitar la explicación, denominaremos “paciente” a tu familiar o amigo con este problema.

  1. Ayuda al paciente a tomar decisiones rápidas sobre el correo que llega a casa y sobre los periódicos diarios. Esto tiene que hacerse en el día y no dejarse para el día siguiente. Las personas con el Síndrome de Diógenes empiezan muchas veces por aquí; acumulando correo y prensa.
  2. Ayuda al paciente a tomar las decisiones sobre nuevas compras. Si tu amigo o familiar quiere comprar algo nuevo, recomiéndale que espere un par de días para decidir si realmente necesita ese objeto nuevo. Si termina comprándolo, recomiéndale también que se deshaga de algo viejo.
  3. Emplea 15 minutos al día con el paciente para ordenar y retirar objetos innecesarios. Empieza con cosas pequeñas para que la tarea no resulte muy abrumadora. A una persona con Síndrome de Diógenes le atemoriza deshacerse de sus posesiones.
  4. Deshazte de cualquier cosa que no haya sido utilizada en un año. Quizá esto lo tengas que negociar con el paciente pero hazle entender que cualquier objeto puede ser reemplazado si existiera una necesidad futura.
  5. Cuando estés ordenando la casa del paciente y cojas un objeto en la mano, no lo muevas de sitio sin haber tomado una decisión respecto a él; o el objeto se guarda o se tira (o dona, o recicla), pero no has de posponer la decisión para más tarde. No lo traslades de un montón de basura a otro montón.

No queremos añadir mucho más aquí porque, como hemos dicho, este tema es complejo y sería un atrevimiento por nuestra parte tratarlo en mayor detalle. Esperamos no obstante haber aportado algo y respondido algunas preguntas.

Procuraremos que nuestra próxima entrada trate un tema más alegre, aunque seguiremos comprometidos con los problemas de salud, como lo es el Síndrome de Diógenes.