¿Guardar, vender o donar?

Hoy nos queremos referir a la circunstancia en la que vas —por ejemplo— a trasladarte a otro país y dudas sobre si debes hacer una mudanza internacional. Porque, dependiendo mucho de la edad que tengas, de tus circunstancias familiares, de cuántas pertenencias hayas conseguido acumular o del tiempo que vas a pasar fuera, puede que no quieras llevarte nada. Puede que lo único que te plantees seas vender o donar tus cosas.

Porque quizá no tengas donde guardar tus cosas y no te merezca la pena contratar un servicio de guardamuebles. Quizá no tenga mucho sentido hacer una mudanza, porque en tu nuevo destino cuentas con una nueva casa, completamente amueblada. Entonces, si tienes claro que no quieres, o no puedes —por tiempo, por comodidad o por coste— afrontar una mudanza internacional, ¿vas a vender o donar tus cosas?

vender o donar

 

Vender o donar; una elección muy personal

Si dispones de tiempo —y ganas—, entre vender o donar tus pertenencias, seguramente tenga más sentido vender. Existen varias plataformas de venta online donde anunciar cada una de tus posesiones. Subes una fotografía, una buena descripción, el precio que aspiras obtener, y a esperar… Lo malo que tiene vender es que deberás tratar con muchas personas diferentes para negociar porque, a priori, nadie va a pagar el precio inicial que estés pidiendo. Seguidamente y dependiendo de lo que hayas acordado, deberás ocuparte de enviar al comprador lo que le hayas vendido. Se trata de tener paciencia y, como hemos indicado en un principio, necesitarás tiempo.

A la vista de lo anterior, quizá hayas cambiado de opinión entre vender o donar y te atraiga más la idea de dar tus cosas a alguien que las necesite más que tú, sin contraprestación alguna. Si donas tus pertenencias, invertirás menos tiempo porque, lógicamente, será más fácil desprenderte de todo. Existen diversas organizaciones benéficas y entidades sin ánimo de lucro encargadas de su recogida y, por encima de todo, estarás haciendo una buena obra.

La elección entre vender o donar tampoco ha de ser tan estricta. Una buena alternativa es vender aquellas cosas por las que sientas menos apego o que tengan mejor venta, y donar lo que creas que puede ser muy útil a un tercero menos favorecido que tú. Esto es una decisión muy personal.

Por último, no olvides que Recogida Muebles Gratis recoge tus objetos enseres, sin coste, siempre y cuando éstos sean susceptibles de nuevo uso por parte de un tercero. Ésta es, con diferencia, la alternativa más rápida y cómoda.