4 mitos sobre los coches eléctricos

En Recogida Muebles Gratis somos acérrimos defensores de un estilo de vida sostenible. Creemos que se puede vivir y consumir sin hacer tanto daño al medioambiente y hacemos lo posible por transmitir estos valores ecológicos a través de nuestros artículos. Por este motivo, somos también fans de los coches eléctricos y nuestra opinión es que deberíamos estar conduciéndolos desde hace ya mucho tiempo.

En cualquiera de los casos, parece que este tipo de vehículos empieza a consolidarse por fin en el mercado automovilístico, razón suficiente para que desmontemos algunos de los mitos que los rodean.

 

coches eléctricos

Desmontando mitos sobre los coches eléctricos

1.- No hay sitio para recargarlos. Ciertamente, es el punto más discutible. Todavía hay pocos puntos de recarga, pero es muy fácil encontrarlos gracias a diversas aplicaciones para móviles y a través de los propios sistemas de navegación de los coches eléctricos. Y tengamos en cuenta que puedes tener tu propio punto de recarga en casa.

2.- Los coches eléctricos son demasiado caros. Falso. Por supuesto que hay modelos muy caros, pero al igual que sucede con los vehículos de gasolina, pueden encontrarse alternativas en gamas medias a precios más razonables. Tengamos en cuenta además que existen subvenciones muy interesantes para la compra de estos coches.

3.- Los coches eléctricos te dejan tirado. Falso. Todo es cuestión de organizarse y planificarse. Estos coches te avisan en todo momento de los kilómetros que te quedan de autonomía y te indican dónde están los puntos de recarga más cercanos. Teniendo en cuenta que la mayoría de nosotros sólo recorre una corta distancia al día para ir y volver de trabajar —por ejemplo—, no es imprescindible poder hacer 800 kilómetros con una recarga. Ahora bien, hoy día, quizá no sean la mejor alternativa para viajes muy largos.

4.- Los coches eléctricos no son divertidos. Completamente falso. Para desmontar este mito, sólo hay que informar de lo siguiente: el coche de mayor aceleración del mercado es el Tesla Model S P100 D, un vehículo alimentado sólo por electricidad. Acelera de 0 a 100 kilómetros por hora en 2,4 segundos, ¡más rápido que un Bugatti Veyron de 1.000 CV! Ver para creer.