El mueble prescindible; ¿lo necesitas realmente?

Vivimos en la era del consumismo. Nuestra tendencia es la de comprar y comprar, hasta que el cuerpo aguante o hasta que tiemble nuestra cuenta corriente. No importa si no disponemos de ahorros suficientes para comprarnos el último capricho. Para eso está la tarjeta de crédito, los préstamos rápidos, o los pagos aplazados.

mueble prescindible vendelotodo

Una de las consecuencias de esta fiebre compradora es que nuestras casas se llenan progresivamente de cosas, adornos y objetos, algunos más inservibles que otros. Para bien o para mal, dicha fiebre se retroalimenta porque cuantas más cosas compramos, más espacio necesitamos para guardarlas; terminamos mudándonos a una casa más grande o, como mal menor, comprando muebles y estanterías que nos sirvan para colocar y organizar todas nuestras cosas.

Repisas, aparadores, vitrinas, baúles o cómodas: ¿son muebles prescindibles? Incluso construimos trasteros en nuestras plazas de garaje, con el único fin de poder almacenar más trastos. Acércate a IKEA y verás la de soluciones imaginativas que existen para guardar tus objetos. Cajas adornadas de plástico, de colores y formas muy atractivas, que parecen pedir a gritos que compremos más cosas para poder guardarlas en unas cajas tan bonitas.

Pero no todo en esta vida se trata de comprar hasta reventar. Existe una corriente contraria en la que el minimalismo es la bandera y que sigue la premisa de “menos es mejor”. En atención a esta tendencia hoy queremos proponer la eliminación de algunos muebles prescindibles  que, según a quién le preguntes, pueden resultar hasta innecesarios. Se trata de hacer sitio en casa, despejar y refrescar, ofreciendo un aire nuevo a nuestro hogar y sin necesidad de estar rodeado de valiosas posesiones.

Mueble prescindible o imprescindible; cuestión de estilo de vida

Vaya por delante que estas propuestas pueden ser bastante extremas o poco convencionales, y no aptas para todo tipo de público. Que nadie se lleva las manos a la cabeza.

1.- El mueble del televisor es un mueble prescindible. Los hay más o menos “armatostes” pero hoy queremos plantearte que elimines el mueble completamente y que te deshagas de la televisión. La realidad es que la programación es cada vez peor y seguro que puedes vivir sin ella. ¿No puedes vivir sin ella? Pues compra un soporte especial y cuelga la caja tonta de la pared. Ya no hay que guardar cintas de vídeo y la teles ya graban, reproducen y almacenan nuestras películas y programas favoritos. Con una tele de pared ahorramos mucho espacio.

2.- La mesa de despacho es un mueble prescindible. ¿Trabajas fuera de casa pero tienes un pequeño despacho ocupando una habitación de tu vivienda? ¿Qué uso le das realmente? Si lo usas una vez al año para hacer la declaración de la renta o sólo cuando tienes que escribir algún email, quizá tenga sentido deshacerte de la mesa de despacho (y sillas correspondientea), liberando una habitación más de la casa para otra actividad. Cada vez es más habitual que los ordenadores domésticos sean portátiles, pudiendo utilizarlos en cualquier parte de la casa.

3.- La vitrina es un mueble prescindible. Suelen ser grandes, difíciles de limpiar (porque tienen mucho cristal) y su única función es la de guardar adornos o recuerdos. Cada uno debe valorar si necesita tener adornos en exposición o no, pero desde aquí te proponemos que los guardes en una caja (lejos del polvo) y que te deshagas de la vitrina.

4.- La librería es un mueble prescindible. Vivimos ya en una era digital en la que el libro electrónico adquiere cada vez más fuerza como modelo de consumo de lectores en todo el mundo. ¿Tiene sentido tener librerías en casa llenas de libros que ya hemos leído y que probablemente nunca volvamos a leer? Hoy día puedes tener todos tus libros guardados de manera segura en una librería virtual. Imagina el espacio que liberarás en casa si donas los libros a la biblioteca local y te deshaces de las librerías.

5.- El archivador es un mueble prescindible. Los que instalan un pequeño despacho en casa lo acompañan a veces de armarios archivadores para todo tipo de papeleo; ¿de verdad es necesario un archivador para llevar la gestión documental de una vivienda? Hoy en día se puede escanear con el teléfono móvil cualquier documento y almacenarlo en el ordenador, o en la nube. Es una muy buena alternativa al feo y metálico archivador.

En resumidas cuentas, se trata de no acumular muebles que a su vez sirvan para acumular más cosas inservibles. La vida doméstica (y la vida en general) es más llevadera sin trastos, chismes o equipaje innecesario. No hace falta que te diga a qué empresa tienes que llamar para deshacerte de los muebles que no quieras utilizar pero te lo diré de todas formas; ¡has de llamar a Recogida Muebles Gratis!