Redecorar con poco dinero

En RecogidaMueblesGratis apostamos por la vida sostenible e intentamos divulgar las mejores prácticas en este sentido. Éste es uno de los motivos de que exista nuestra empresa; consideramos que muchos de nuestros muebles merecen una segunda oportunidad, y no es responsable que tiremos las cosas a la basura, sin ni siquiera plantearnos su reutilización. En cualquiera de los casos, si estás deshaciéndote de algunos muebles, quizá estés pensando en redecorar.

Con este motivo, queremos ofrecerte algunos consejos para redecorar, pero sin que tengas que romper la hucha ni hacer una inversión demasiado elevada. Al fin y al cabo, estamos seguros de que en casa cuentas con lo suficiente para darle un nuevo aire a tu hogar.

redecorar con poco dinero
Las plantas son una manera excelente de redecorar

Trucos para redecorar tu casa

1.- Un truco muy socorrido es el de usar elementos cotidianos como artículos de decoración. Por ejemplo, en lugar de tener el juego de café y té guardado en un armario, ¿por qué no lo expones en una estantería o vitrina abierta? De este modo, matas dos pájaros de un tiro.

2.- Recurre a las plantas, entre otros tantos motivos, porque son buenas para la salud y porque son muy baratas. Aprovecha las flores de temporada y, ya que las has comprado, no las descuides. Procura que tengan suficiente agua y luz. Redecorar con plantas reducirá además tus niveles de estrés; ¡está demostrado científicamente!

3.- Pintar es una manera muy efectiva de redecorar y cambiar por completo el look de tu casa, sin invertir mucho dinero y sin necesariamente ser un pintor profesional. Hoy en día existen pinturas muy fáciles de manejar, que necesitan sólo una capa y que son además extremadamente fáciles de limpiar en caso de errores y equivocaciones; ¿a qué estás esperando?

4.- Recurre a las tiendas de segunda mano para encontrar chollos en muebles y artículos de decoración. ¿Por qué comprar algo nuevo en una gran superficie, y que seguramente tiene todo el mundo, pudiendo comprar algo original y antiguo, en una tienda de ocasión?

Reciclaje de escombros | Las tres erres de la ecología

Aunque hayamos llamado a este post reciclaje de escombros, no es un título del todo preciso, entre otros motivos porque a continuación vamos a exponer una forma de proceder que evita este tipo de reciclaje. Ahora bien, nos sirve como buena referencia de lo que vamos a escribir. Porque por desgracia, los escombros y residuos procedentes de la construcción representan una tercera parte de todos los desechos que generamos, y algo debemos hacer al respecto entre todos; ¿no te parece?

reciclaje de escombros

1.- Lo primero que han de hacer las empresas constructoras y empresas de reformas es evitar la generación de residuos desde un principio, de modo que no tengan que preocuparse del reciclaje de escombros. Esto se hace aprovechando lo que ya existe e intentando incorporarlo en la nueva construcción o edificación que se vaya a realizar. Por ejemplo, ¿por qué demoler una pared si ésta puede ser reaprovechada con algunas modificaciones en una reforma?

2.- En segundo lugar, los expertos recomiendan que se construya siempre con medidas estandarizadas. Ello aplica a todo tipo de materiales y componentes, haciendo que sean más fácilmente reaprovechados en un futuro. Se evita de este modo la generación y reciclaje de escombros.

3.- Ahora bien, cuando la generación de residuos en una obra sea inevitable y el reciclaje de escombros sea nuestra única alternativa, recurramos siempre a nuestro centro de reciclaje más cercano. Te recomendamos que llames antes para informarte de los horarios y también para que confirmes los residuos que se aceptan en cada centro. Existen puntos de reciclaje móviles que no aceptan grandes cantidades de residuos y algunos tienen horarios más restringidos que otros.

4.- En último lugar, para facilitar el reciclaje de escombros, nuestra recomendación es que practiques el verbo “deconstrucción” en lugar de “demolición”. Porque al demoler, puedes romper piezas de material que podrían ser reaprovechadas si fueran desmontadas con el debido cuidado. En tal caso, podrías incluso conseguir algo de dinero al venderle dichas piezas o materiales a un tercero interesado en ellas.

Los productos tóxicos o peligrosos que tienes en casa

En RecogidaMueblesGratis nos tomamos muy en serio la sostenibilidad y el respeto por el medioambiente. Creemos firmemente que debemos vivir en equilibrio con la naturaleza y respetarla, del mismo modo que debemos cuidar a los demás y a nosotros mismos. Con esta excusa, hemos creído conveniente informarte sobre algunos de los productos tóxicos que tenemos en casa y que deberíamos procurar reducir o eliminar. No pretendemos ser alarmistas, ni que nadie se lleve las manos a la cabeza; simplemente apuntamos a despertar tu conciencia en este sentido y que realices compras informadas.

productos tóxicos

Productos tóxicos para el hogar, cuyo uso deberías plantearte

1.- Las superficies anti-adherentes de las sartenes y ollas pueden liberar gases nocivos al ser calentadas, especialmente cuando son de baja calidad. Dichos gases pueden elevar el riesgo de padecer cáncer. Asegúrate de comprar sólo buenas marcas y, en la medida de lo posible, evita las que sean de bajo coste.

2.- La naftalina, usada como anti-polillas, puede destruir los glóbulos rojos y está comprobado que provoca cáncer en los animales. No están demostrados sus efectos nocivos en humanos, pero no obstante, es mejor evitarla.

3.- Los ambientadores. Las toxinas que emiten los ambientadores pueden acumularse en el organismo humano a lo largo del tiempo, siendo especialmente vulnerables a ellas los niños. Parece mentira que algo que huele tan bien contenga productos tóxicos, pero es una realidad.

4.- Limpiadores de horno. Algo tan abrasivo no podía ser inocuo. Estos productos contienen productos tóxicos muy corrosivos altamente peligrosos si son inhalados o ingeridos.

5.- Abrillantadores para mueble. Contienen productos tóxicos tales como fenoles y nitrobencenos, que pueden ser absorbidos a través de la piel y llegar a provocar cáncer de piel.

6.- Limpiadores de inodoro. Hay que tener mucho cuidado con este tipo de productos. Para que sean efectivos, contienen ingredientes altamente abrasivos que pueden causar quemaduras en la piel y los ojos. Son especialmente peligrosos si son mezclados con otros productos de limpieza.

En resumidas cuentas, no se trata de desechar todas las botellas que tenemos bajo el fregadero de la cocina. Nuestra recomendación es que te informes bien y leas las etiquetas de las cosas que compras. Intentemos reducir los productos tóxicos que entran en casa. Especialmente si tenemos niños.

Conducir eficientemente; bueno para el medioambiente

La semana pasada te dábamos algunos consejos generales sobre cómo contaminar menos, ofreciéndote información al respecto para los diferentes ámbitos de tu vida. Hoy queremos ahondar en uno de ellos, a saber, el de la conducción, y ofrecerte información muy valiosa sobre cómo conducir eficientemente. La buena noticia es que con ello no sólo contaminas menos y liberas menos partículas contaminantes a la atmósfera; también gastas menos dinero en gasolina.

 

conducir eficientemente

Conducir eficientemente; bueno también para tu bolsillo

1.- Nunca pises a fondo. Salvo que seas piloto de carreras o que se deba a una emergencia, ¿cuándo es realmente necesario pisar a fondo el acelerador de tu vehículo? No tiene mucho sentido salir a toda velocidad de un semáforo cuando es probable que debas detenerte en el siguiente cruce. Procura acelerar progresivamente y pisa el pedal con suavidad, de manera gradual. El motor de tu coche lo agradecerá, particularmente si está frío.

2.- Intenta mantener una velocidad constante. Conducir eficientemente implica que busques una velocidad a la que estés cómodo, para el tráfico y las circunstancias que te rodean, e intentes no variarla demasiado. Muchos coches vienen equipados hoy día con un botón de “velocidad de crucero”, precisamente para cumplir esta función. De esta manera, se reduce mucho el consumo de tu vehículo.

3.- Mantente alerta. Precisamente para no tener que estar frenando y acelerando repetidamente, es preciso que estés alerta y que te anticipes a los cambios que suceden a tu alrededor. Por ejemplo, si más adelante el tráfico está detenido, ¿tiene sentido que te dirijas hacia allí a toda velocidad? Nunca olvides tampoco mantener una adecuada distancia de seguridad.

4.- No pises el freno innecesariamente. Siguiente el ejemplo anterior, si has anticipado que deberás detenerte unos metros más adelante, ¿por qué no levantar el pie del acelerador y permitir que el coche vaya reduciendo velocidad por sí mismo? ¿Por qué acelerar hasta llegar a un semáforo en rojo para luego tener que pisar el freno? Esta manera de conducir eficientemente es buena además para el desgaste de neumáticos y frenos. Gastarás menos dinero en mantenimiento y conservación de tu coche.

5.- Sal antes de casa. Éste es un último consejo que no tiene que ver realmente con el acto de conducir eficientemente, pero está muy relacionado. Si salimos antes de casa y nos planificamos un poco mejor, no llegaremos tarde a los sitios, y no tendremos que correr tanto con el coche. Tiene lógica, ¿verdad?

Cómo reducir los consumos domésticos

Nos referimos en este post a reducir los consumos eléctricos y los de gas puesto que, como todos los años, nos vamos a llevar alguna que otra sorpresa en la próxima factura. Las empresas proveedoras siempre se las arreglan para trasladar a los consumidores el incremento de sus costes, por lo que en nuestra mano está economizar al máximo. ¿Pero cómo?

 

reducir los consumos

Reducir los consumos sólo requiere algo de constancia

1.- Cambia las bombillas ya e instala unidades de bajo consumo. Sabrás que se han dejado de fabricar las unidades convencionales incandescentes y aunque las de bajo consumo te puedan parecer más caras, realmente no lo son. A la larga, salen significativamente más baratas. No esperes más.

2.- Hazte con un termostato inteligente para la calefacción de casa y que sea programable. La mejor manera de reducir los consumos derivados de calentar nuestra vivienda es usando la calefacción sólo cuando es necesario. Fija una temperatura ideal —se recomienda algo cercano a los 21º— y unos horarios determinados de uso.

3.- Ponte la ropa adecuada. No tiene mucho sentido tener la calefacción de casa encendida y estar en manga corta. Es mucho más lógico abrigarse un poco más en lugar de crear un clima tropical en casa durante el invierno, ¿no crees?

4.- Deshazte de la segunda nevera. Si quieres reducir los consumos domésticos, no conserves la nevera vieja cuando compres la nueva. Algunas personas tienden a quedársela para usarla como segunda nevera, para —por ejemplo— los artículos congelados. Pero las neveras más antiguas consumen mucha electricidad y es mejor deshacerse de ellas convenientemente.

5.- Cierra puertas y cortinas. Sí, parece obvio, pero no todo el mundo se preocupa por cerrar puertas y ventanas cuando la calefacción está encendida. Es imposible reducir los consumos si el aire caliente se escapa fácilmente de casa. Las persianas también son un excelente elemento aislante.

6.- Lava la ropa con agua fría. Nuestra ropa no necesita realmente lavarse con agua caliente, y tampoco necesita programas de lavado tan largos. Reducir los consumos no está reñido con tener la ropa bien limpia.

La cocina sostenible

En Recogida Muebles Gratis somos muy sostenibles, y tenemos muy presente lo importante que es llevar un estilo de vida saludable y que respete el medio ambiente. Las tres erres de la ecología son inherentes a esta forma de pensar, una filosofía que hoy queremos hacer extensible a una de las estancias más empleadas de nuestra vivienda. Hoy trataremos la cocina sostenible, como un pequeño paso hacia el sostenimiento de un mundo más verde y más en sintonía con el mundo que nos rodea.

cocina sostenible

La cocina sostenible; ¿una cocina más verde?

En primer lugar, hagamos una pequeña auto-evaluación; ¿nos comemos toda la comida que compramos? ¿Cuánta comida tiramos? ¿Desperdiciamos los alimentos? ¿Cuántos de ellos se echan a perder porque nos olvidamos de ellos en la nevera o en la despensa?

Para tener una cocina sostenible, es imprescindible que seamos más prudentes llegado el momento de hacer la compra porque, casi sin excepción, acostumbramos a comprar más de lo que necesitamos.

Otra medida muy efectiva es que almacenemos muy bien lo que hemos adquirido. Hay muchas soluciones de envasado al vacío que prolongan mucho la vida útil de los alimentos.

Un segundo apartado y que impacta muy directamente en la viabilidad de una cocina sostenible son los productos de limpieza. ¿Son ecológicos? ¿Contienen sustancias nocivas para el medioambiente, venenosas o corrosivas? Tengamos en cuenta que al final, muchos de estas sustancias terminan vertiéndose por el fregadero de la cocina y pueden contaminar nuestros acuíferos.

Para una cocina sostenible, es vital emplear productos de limpieza respetuosos con el medioambiente. Existe una amplia variedad de alternativas por lo que, realmente, no tienes excusa.

En tercer lugar, intenta comprar electrodomésticos de bajo consumo y usa siempre el “modo ecológico” o “modo económico” de la lavadora o lavavajillas. En casi todos los aparatos modernos existe una función que consume menos energía o emplea agua más fría.

Y, por último, una cocina sostenible es una cocina libre de bolsas de plástico. Deja de acumularlas ya. Hazte con bolsas reutilizables de lona o cartón. Ya sabes que las bolsas de la compra “de toda la vida” son muy perniciosas para el medioambiente. ¡Usemos la cabeza y seamos respetuosos con el mundo que nos rodea!

La moto de segunda mano; consejos de compra

España es un país en el que triunfa la moto, gracias a nuestra privilegiada meteorología. Existe una cultura de la moto bastante arraigada y se podría decir que es un vehículo que forma parte de nuestra identidad cultural. Como consecuencia de ello, existe un mercado muy desarrollado para la moto de segunda mano, motivo por el que hoy queremos darte algunos consejos de compra. Hay mucho donde elegir así que hacen faltan algunas herramientas que nos ayuden a separar el grano de la paja.

 

moto de segunda mano

Comprar una moto de segunda mano; sin prisa, pero sin pausa

Lo primero que tienes que hacer llegado el momento de comprar una moto de segunda mano es recurrir a internet. Infórmate de los precios que corresponden a los diferentes modelos, para distintos kilometrajes y marcas. Es la mejor manera de evitar que nadie te dé “gato por liebre” llegado el momento de la negociación.

Puesto que hay mucha oferta, céntrate solamente en las motos que tengan todos los papeles en regla. ¿Por qué vas a empeñarte en una moto de segunda mano en la que luego tengas que invertir tiempo y dinero para legalizar? Mejor si cuenta con seguro, la ITV pasada y las revisiones en taller oficial.

Procura ver la moto de segunda mano en persona, antes de tomar cualquier decisión de compra. No compres a ciegas, puesto que muchos desperfectos son inapreciables en fotografía.

Busca cualquier desperfecto o desgaste que sea sinónimo de que la moto tiene muchos kilómetros, o de que haya dormido mucho tiempo en la calle. Ten en cuenta que los cuentakilómetros de las motos son tanto o más manipulables que los de los coches.

Huye cuando veas que una moto de segunda mano ha sido tuneada. Es difícil saber si las modificaciones que se le hayan realizado están homologadas o si son homologables. Podrías tener problemas en la próxima ITV si no es el caso.

Para terminar, y como no podría ser de otra manera, exige hacer una prueba y date una vuelta con la moto de segunda mano que tengas en el punto de mira. Algunos vendedores son reticentes, pero es imprescindible probar la montura, aunque sea con el vendedor de pasajero.

Consejos para comprar un coche de segunda mano

Cuando tienes el lujo de poder elegir entre comprar un coche de segunda mano o un coche nuevo, la decisión en un sentido u otro es bastante personal. Hay personas que afirman que comprar un coche nuevo es tirar el dinero, y las hay que afirman que comprar un coche de segunda mano es arriesgado por cuestiones de fiabilidad o garantía.

Desde Recogida Muebles Gratis no nos vamos a posicionar por ninguna de las dos opciones; la realidad es que, si se usa el sentido común, tanto la compra de un coche de segunda mano como la compra de un vehículo nuevo puede ser muy satisfactoria.

Hoy nos vamos a centrar en el coche de segunda mano, ofreciendo algunos consejos para que no cometas errores de principiante y que efectivamente aciertes con la compra.

 

coche de segunda mano

El coche de segunda mano; consejos básicos

  1. Vendedores particulares frente a vendedores profesionales. ¿Le compro el coche a un particular o a un concesionario de segunda mano? Ésta es una de las primeras preguntas que nos hacemos llegado el momento de comprar un coche de segunda mano. Es posible que el particular te ofrezca un mejor precio, pero también es cierto que quizá no te brinde las mismas garantías que un concesionario. En un concesionario —aunque siempre habrá excepciones— suelen revisar y poner a punto los vehículos antes de ponerlos a la venta, pero los particulares son muy heterogéneos y nunca sabes con quién vas a tratar. La decisión es tuya.
  2. Si te has decidido por la compra en concesionario, acude a la tienda con una idea aproximada de lo que quieres. Te atenderán mejor y más rápido si eres más claro en cuanto a tus expectativas de compra.
  3. No tengas miedo a pedir una prueba mecánica. Independientemente de si compras a un particular o un profesional, lo más prudente es pedir una prueba mecánica al coche de segunda mano que tengas pensado comprar. Busca un mecánico de confianza que haga una revisión previa del vehículo para detectar posibles fallos o vicios ocultos.
  4. Busca financiación antes de acudir al concesionario. En el mercado de segunda mano, es más probable que puedas negociar los precios. Cuando se trata de un coche de segunda mano, será más fácil negociar si el vendedor sabe que ya dispones del dinero y que la transacción puede ser rápida.
  5. Infórmate bien de los precios en internet. Antes de lanzarte a la búsqueda de un coche de segunda mano y antes de poner el pie en cualquier concesionario, haz un buen estudio de mercado de precios, modelos y condiciones de compra; ¡la información es poder!

Súbete a la bicicleta

Desde Recogida Muebles Gratis nos gusta promulgar un estilo de vida saludable, sostenible y respetuoso con el medio ambiente, razón por la que hoy queremos escribir sobre el uso de la bicicleta. Lo hacemos ahora que llega el buen tiempo, una época del año en la que cada vez más personas se deciden a subirse a pedalear sobre dos ruedas.

Veamos pues cuáles son los principales beneficios de la bicicleta; ¡no te quedarán excusas!

 

bicicleta

 

¿Por qué subirse a la bicicleta?

  • Su huella de carbono es prácticamente nula, salvo la dimanante de su proceso de fabricación. No obstante, ¡no existe medio de transporte más ecológico!
  • Hace que te sientas más joven; recordarás que una vez fuiste niño.
  • Te mantiene en forma.
  • Dependiendo del lugar en el que vivas y trabajes, llegarás antes a los sitios. Está demostrado que es la mejor forma de esquivar el tráfico rodado urbano.
  • Reduce el estrés, gracias al ejercicio que realizas.
  • Como no podía ser de otra manera, si usas la bicicleta como medio de transporte, ahorrarás mucho dinero en gasolina o en billetes de tren y autobús.
  • Aprecias mucho más el entorno y lo que te rodea. Desde la bicicleta es mucho más fácil apreciar el paisaje, tanto si vives en el campo como si lo haces en el centro de la ciudad. Serás más consciente de lo que hay a tu alrededor.
  • La bicicleta es un deporte de bajo impacto (contrato al footing, por ejemplo); tus articulaciones no sufren.
  • Puedes disfrutar de la bici casi durante toda tu vida.
  • Es fácil calcular los tiempos de transporte; no te afectan tanto los atascos ni necesitas emplear tiempo en buscar aparcamiento.
  • Es muy poco contaminante y reduces la congestión que provoca el tráfico.
  • La bicicleta es divertida.
  • Te hace incluso más atractivo para los demás.

Recuerda además que existe una amplia y variada oferta de bicicletas, de muy diferentes precios, tanto de primera como de segunda mano.

¿Necesitas más excusas?

Cómo hacer sitio en tu casa

Tanto si quieres hacer sitio en tu casa porque has comprado un sofá o mueble nuevo, como si quieres hacer sitio simplemente porque necesitas que tu vivienda presente un aspecto más desahogado, como si no tienes más remedio que deshacerte de algunas cosas porque te vas a mudar a una casa más pequeña; has llegado al sitio adecuado.

En el post de hoy vamos a darte algunos consejos que harán que tu casa parezca más grande, casi por arte de magia…¿o se trata simplemente de hacer sitio organizándose un poco? Veámoslo.

 

hacer sitio

 

Hacer sitio no se trata de hacer magia

  • Para empezar y aunque ya hemos abundado en ello en muchos otros posts; deshazte de los trastos, muebles y objetos que no necesites. Puedes venderlos, donarlos o regalarlos pero, si ya no los necesitas, no tiene sentido que los tengas en casa.
  • Usa organizadores y percheros en las puertas. Todos tenemos puertas en casa pero no solemos sacarles provecho. Existen unos organizadores que se cuelgan de las puertas y permiten meter zapatos, toallas o ropa, ahorrándote mucho espacio de armarios o zapateros.
  • ¿Tienes bicicleta? En caso afirmativo, sabrás que ocupan mucho espacio en casa y no todos disponemos de un trastero en el que guardarla; ¿has pensado en hacer sitio empleando un gancho o barra de pared? Si cuelgas la bicicleta ganarás mucho espacio y ésta no molestará en absoluto. Aquí tienes un ejemplo interesante, que además ilustra esta entrada.
  • Intenta que los muebles cumplan una doble función. En lugar de usar una mesa de centro o mesa de café convencional, ¿por qué no hacer sitio y usar un baúl de viaje como mesa? De este modo, podrás guardar en él —por ejemplo— las maletas que apenas utilizas y que, de otro modo, ocupan tanto espacio en casa. Usa la imaginación para buscar los diferentes usos que pueda tener un mismo mueble.
  • Piensa siempre en vertical. No solamente tienes un suelo en tu vivienda; ¡tienes también muchas paredes! Usa estanterías y repisas para guardar libros, adornos y posesiones de toda índole. Las paredes suelen estar muy mal aprovechadas pero hay que intentar pensar en tres dimensiones; ¡verás qué cambio!