Los productos tóxicos o peligrosos que tienes en casa

En RecogidaMueblesGratis nos tomamos muy en serio la sostenibilidad y el respeto por el medioambiente. Creemos firmemente que debemos vivir en equilibrio con la naturaleza y respetarla, del mismo modo que debemos cuidar a los demás y a nosotros mismos. Con esta excusa, hemos creído conveniente informarte sobre algunos de los productos tóxicos que tenemos en casa y que deberíamos procurar reducir o eliminar. No pretendemos ser alarmistas, ni que nadie se lleve las manos a la cabeza; simplemente apuntamos a despertar tu conciencia en este sentido y que realices compras informadas.

productos tóxicos

Productos tóxicos para el hogar, cuyo uso deberías plantearte

1.- Las superficies anti-adherentes de las sartenes y ollas pueden liberar gases nocivos al ser calentadas, especialmente cuando son de baja calidad. Dichos gases pueden elevar el riesgo de padecer cáncer. Asegúrate de comprar sólo buenas marcas y, en la medida de lo posible, evita las que sean de bajo coste.

2.- La naftalina, usada como anti-polillas, puede destruir los glóbulos rojos y está comprobado que provoca cáncer en los animales. No están demostrados sus efectos nocivos en humanos, pero no obstante, es mejor evitarla.

3.- Los ambientadores. Las toxinas que emiten los ambientadores pueden acumularse en el organismo humano a lo largo del tiempo, siendo especialmente vulnerables a ellas los niños. Parece mentira que algo que huele tan bien contenga productos tóxicos, pero es una realidad.

4.- Limpiadores de horno. Algo tan abrasivo no podía ser inocuo. Estos productos contienen productos tóxicos muy corrosivos altamente peligrosos si son inhalados o ingeridos.

5.- Abrillantadores para mueble. Contienen productos tóxicos tales como fenoles y nitrobencenos, que pueden ser absorbidos a través de la piel y llegar a provocar cáncer de piel.

6.- Limpiadores de inodoro. Hay que tener mucho cuidado con este tipo de productos. Para que sean efectivos, contienen ingredientes altamente abrasivos que pueden causar quemaduras en la piel y los ojos. Son especialmente peligrosos si son mezclados con otros productos de limpieza.

En resumidas cuentas, no se trata de desechar todas las botellas que tenemos bajo el fregadero de la cocina. Nuestra recomendación es que te informes bien y leas las etiquetas de las cosas que compras. Intentemos reducir los productos tóxicos que entran en casa. Especialmente si tenemos niños.