Restaurar muebles de madera en seis fáciles pasos

Restaurar muebles de madera en seis fáciles pasos.- En Recogida Muebles Gratis somos enérgicos defensores de las tres erres y somos también incansables en la divulgación de su significado; Reducir, Reutilizar y Reciclar. Hoy queremos centrar la atención en la segunda erre, enseñándote cómo reutilizar y restaurar muebles de madera en seis fáciles pasos.

Se trata de reutilizar ese mueble que no sabes bien qué hacer con él pero que, en el fondo, sabes que todavía tiene potencial. Quizá estés pensando en regalarlo o venderlo; ¿por qué no intentamos primero devolverlo a la vida? Podrías descubrir un hobby y hasta puede que consigas más dinero por el mueble si finalmente decides venderlo, una vez restaurado y arreglado.

Veamos pues cómo restaurar muebles “para tontos”, ¡si se nos permite la expresión!

 

restaurar muebles

 

Restaurar muebles está a tu alcance

1.- Elimina el viejo acabado. Es probable que el mueble en cuestión tenga una capa antigua de barniz o pintura que deberás eliminar con un decapante; ¿qué es un decapante? Se trata de un producto químico que disuelve el acabado previo de la madera. Busca el que mejor se adapte a tus necesidades en cualquier tienda de bricolaje y sigue siempre las instrucciones del fabricante. Sé paciente y respeta los tiempos indicados para que el producto haga efecto.

2.- Culminado el paso anterior, con papel de lija deberás rebajar y suavizar toda la madera, buscando una capa inferior más sana. La calidad del acabado final va a depender en gran medida del cuidado que tengas en el lijado por lo que tómate tu tiempo y consigue la mayor suavidad que puedas.

3.- El tercer paso para restaurar muebles es aplicar un buen sellador. Se trata de un producto que ayudará en la fijación del barniz o pintura que apliquemos, además de protegerla frente a la humedad u otros agentes externos. De nuevo, sigue estrictamente las recomendaciones del fabricante, sobre todo en cuanto a los tiempos de secado.

4.- Aplicado el sellador, usa una lija de grano fino para igualar el acabado y suavizar toda la superficie. Al igual que en el paso 2, es importante esmerarte en el lijado para conseguir unos resultados óptimos.

5.- Aplicar el tinte que corresponda. Restaurar muebles puede significar que quieras devolverles su color original. Con un buen tinte para madera conseguirás precisamente esto.

6.- Ahora sólo te queda aplicar el barniz… ¿o te vas a atrever a pintarlo de otro color completamente diferente? Si éste es el caso, todavía estás a tiempo de hacerlo. Pero el tema de la pintura lo trataremos otro día…

Mover un piano; mejor con profesionales

Mover un piano es una labor mucho más compleja de lo que a priori puede parecer. No sólo es cuestión de fuerza y maña; para mover un piano es importante tener experiencia en este tipo de trabajos, además de que es vital contar con las herramientas necesarias y el vehículo adecuado para el traslado.

Ahora bien, quizá no dispongas del presupuesto necesario para olvidarte de ello y para dejar la tarea de mover un piano en manos expertas, motivo por el que queremos darte algunos consejos, si has decidido acometer la hazaña por tu cuenta.

 

mover un piano

 

Mover un piano; siempre con ayuda

1.- Ocho manos como mínimo. El hecho de que no cuentes con ayuda profesional para mover un piano, no te exime de, como mínimo, encontrar a tres personas fuertes (y sin problemas de espalda) que te echen una mano. En total debéis ser cuatro los que os hagáis cargo y todos debéis estar ataviados de unos buenos guantes anti-deslizantes.

2.- Empieza midiendo bien el piano y estudiando cada puerta, pasillo y hueco de escalera que deberéis atravesar con el instrumento. Para mover un piano sin contratiempos, es vital que simuléis el recorrido a realizar, intentando visualizar de qué forma tendréis que sujetarlo y moverlo en cada momento del traslado.

3.- Aunque no seas un profesional, intenta parecerlo. Mover un piano ha de empezar por protegerlo y envolverlo bien, preferiblemente con mantas, procurando que sea fácil de manejar y sujetar. Conviene emplear cinchas, muy útiles llegado el momento de tirar del piano o levantarlo. Tampoco viene mal carrito bajo de ruedas sobre el que colocar el piano para moverlo más fácilmente (ver foto).

4.- Mover un piano requiere trabajo en equipo. Antes de hacer cualquier movimiento es importante ponerse de acuerdo y que los cuatro tengáis claro hacia dónde empujar, tirar o levantar.

Por supuesto, siempre vendrá bien para mover un piano disponer de un elevador para mudanzas, un camión o furgoneta adecuado y, particularmente, la ayuda de unos buenos profesionales especializados en ello, pero todo esto no siempre es posible. No nos resta más que decirte… ¡cuida tu espalda!

 

 

 

Cambios en la decoración para 2016

Nuestros invitados y familiares ya se han marchado de casa y nos volvemos a quedar solos. Llega el momento de quitar los adornos navideños y guardarlos en una caja, hasta que vayamos a hacer uso de ellos el año que viene. ¿Se te ha ocurrido que éste no es mal momento para hacer algunos cambios en la decoración? Más que cambios en la decoración, lo que te planteamos aquí es una predisposición a hacer cambios en la decoración, como si fueran propósitos de año nuevo.

Con unos pequeños cambios y sin invertir grandes cantidades de dinero es posible darle un aire nuevo a tu vivienda y unos cambios en la decoración mínimos te ayudarán a sentir que algo es diferente, propulsándote con una sonrisa hacia el año nuevo.

cambios en la decoración

Cambios en la decoración pequeños pero con grandes resultados

1.- Introduce algunos colores nuevos en tu vivienda. No todos se atreven con el uso de colores muy llamativos o distintivos en el hogar, por miedo a que los resultados no sean los deseados, pero bien aplicados, los cambios en la decoración basados en los colores son una muy buena alternativa para infundir nuevos aires y estilos a tu casa. No pretendemos con ello que pintes paredes o habitaciones completas en colores vivos, pero sí que busques algunas pinceladas coloridas, con un mueble en un color destacado, un adorno o unos cojines. Una pequeña nota de color marcará una gran diferencia respecto a tu decoración habitual.

2.- Infundir personalidad a tu casa es uno de los cambios en la decoración, a priori, más sencillos de llevar a la práctica. Para bien o para mal, muchos de nosotros acostumbramos a comprar los muebles de casa en la misma gran superficie sueca. Esto implica que cuando vamos de visita a casa de algún amigo o familiar, nos encontramos con los mismos muebles allá donde vayamos. Para darle un toque personal a tu casa, aplica elementos que te caracterizan a ti, a tu trabajo o a tus aficiones. Por ejemplo, si te gusta la lectura, que tus libros queden bien expuestos en sus estanterías correspondientes o, si te gusta montar en bici, busca un buen soporte de pared para que ésta quede a la vista.

3.- No exageres con el orden. Hasta hace poco existía la tendencia de comprar cajas decoradas, con el objetivo de guardar en ellas todas nuestras pertenencias y que nada quedara a la vista. Uno de los cambios en la decoración que marcará tendencia en 2016 es que ya no se guarda o esconde todo en cajas. La gente tiende a usar estanterías vistas en lugar de armarios cerrados, con el objetivo de exponer nuestras pertenencias. Libros, discos, adornos y suvenires se muestran ahora con orgullo en lugar de almacenarse en el fondo de una caja.

4.- Aprende a apreciar los espacios vacíos. No todos tienen la suerte de disponer de espacios vacíos en casa, pero cuando esto sucede, la tendencia es la de llenar inmediatamente el espacio con algún mueble, alfombra u objeto decorativo. Los cambios en la decoración pueden llevarte a ocupar todo el espacio del que dispones, pero lo que te proponemos aquí es precisamente lo contrario. No importa si queda alguna pared o alguna sección de suelo vacío; hará que tu casa parezca más grande e incluso más limpia.

5.- Aprovecha la altura de tus paredes. A veces por pereza, por desconocimiento o por incomodidad, no aprovechamos todo el espacio vertical de nuestras viviendas y evitamos colgar cuadros y adornos a una altura superior a la normal, aunque sea muy lícito hacerlo. Los cambios en la decoración que hagas en este sentido te liberarán de espacio en otras zonas y comprobarás que de repente dispones de mucho más espacio en todas las paredes.

6.- La ecología debe estar más presente en los cambios en la decoración que hagamos. No compres siempre muebles nuevos y, si es posible, restaura muebles que ya tengas o compra mobiliaria restaurado. Si definitivamente optas por comprar, procura que los materiales empleados en los muebles nuevos sean materiales sostenibles y respetuosos con el medioambiente.

7.- Añade plantas a tu casa. Las plantas son uno de los cambios en la decoración que más refrescan y vitalizar tu hogar. Requieren de un mantenimiento mínimo y transformarán tu casa con muy poca inversión.

Tal y como hemos dicho al principio, estos cambios no harán más difícil la cuesta de enero puesto que la inversión a realizar es prácticamene nula. Empieza pues el año con buen pie y haz algunos cambios en casa; no te arrepentirás.

Recuerda también que si dispones de muebles y enseres de los que te quieras deshacer, puedes ponerte en contacto con Recogida Muebles Gratis; estaremos encantados de ayudarte.

 

El mueble prescindible; ¿lo necesitas realmente?

Vivimos en la era del consumismo. Nuestra tendencia es la de comprar y comprar, hasta que el cuerpo aguante o hasta que tiemble nuestra cuenta corriente. No importa si no disponemos de ahorros suficientes para comprarnos el último capricho. Para eso está la tarjeta de crédito, los préstamos rápidos, o los pagos aplazados.

mueble prescindible vendelotodo

Una de las consecuencias de esta fiebre compradora es que nuestras casas se llenan progresivamente de cosas, adornos y objetos, algunos más inservibles que otros. Para bien o para mal, dicha fiebre se retroalimenta porque cuantas más cosas compramos, más espacio necesitamos para guardarlas; terminamos mudándonos a una casa más grande o, como mal menor, comprando muebles y estanterías que nos sirvan para colocar y organizar todas nuestras cosas.

Repisas, aparadores, vitrinas, baúles o cómodas: ¿son muebles prescindibles? Incluso construimos trasteros en nuestras plazas de garaje, con el único fin de poder almacenar más trastos. Acércate a IKEA y verás la de soluciones imaginativas que existen para guardar tus objetos. Cajas adornadas de plástico, de colores y formas muy atractivas, que parecen pedir a gritos que compremos más cosas para poder guardarlas en unas cajas tan bonitas.

Pero no todo en esta vida se trata de comprar hasta reventar. Existe una corriente contraria en la que el minimalismo es la bandera y que sigue la premisa de “menos es mejor”. En atención a esta tendencia hoy queremos proponer la eliminación de algunos muebles prescindibles  que, según a quién le preguntes, pueden resultar hasta innecesarios. Se trata de hacer sitio en casa, despejar y refrescar, ofreciendo un aire nuevo a nuestro hogar y sin necesidad de estar rodeado de valiosas posesiones.

Mueble prescindible o imprescindible; cuestión de estilo de vida

Vaya por delante que estas propuestas pueden ser bastante extremas o poco convencionales, y no aptas para todo tipo de público. Que nadie se lleva las manos a la cabeza.

1.- El mueble del televisor es un mueble prescindible. Los hay más o menos “armatostes” pero hoy queremos plantearte que elimines el mueble completamente y que te deshagas de la televisión. La realidad es que la programación es cada vez peor y seguro que puedes vivir sin ella. ¿No puedes vivir sin ella? Pues compra un soporte especial y cuelga la caja tonta de la pared. Ya no hay que guardar cintas de vídeo y la teles ya graban, reproducen y almacenan nuestras películas y programas favoritos. Con una tele de pared ahorramos mucho espacio.

2.- La mesa de despacho es un mueble prescindible. ¿Trabajas fuera de casa pero tienes un pequeño despacho ocupando una habitación de tu vivienda? ¿Qué uso le das realmente? Si lo usas una vez al año para hacer la declaración de la renta o sólo cuando tienes que escribir algún email, quizá tenga sentido deshacerte de la mesa de despacho (y sillas correspondientea), liberando una habitación más de la casa para otra actividad. Cada vez es más habitual que los ordenadores domésticos sean portátiles, pudiendo utilizarlos en cualquier parte de la casa.

3.- La vitrina es un mueble prescindible. Suelen ser grandes, difíciles de limpiar (porque tienen mucho cristal) y su única función es la de guardar adornos o recuerdos. Cada uno debe valorar si necesita tener adornos en exposición o no, pero desde aquí te proponemos que los guardes en una caja (lejos del polvo) y que te deshagas de la vitrina.

4.- La librería es un mueble prescindible. Vivimos ya en una era digital en la que el libro electrónico adquiere cada vez más fuerza como modelo de consumo de lectores en todo el mundo. ¿Tiene sentido tener librerías en casa llenas de libros que ya hemos leído y que probablemente nunca volvamos a leer? Hoy día puedes tener todos tus libros guardados de manera segura en una librería virtual. Imagina el espacio que liberarás en casa si donas los libros a la biblioteca local y te deshaces de las librerías.

5.- El archivador es un mueble prescindible. Los que instalan un pequeño despacho en casa lo acompañan a veces de armarios archivadores para todo tipo de papeleo; ¿de verdad es necesario un archivador para llevar la gestión documental de una vivienda? Hoy en día se puede escanear con el teléfono móvil cualquier documento y almacenarlo en el ordenador, o en la nube. Es una muy buena alternativa al feo y metálico archivador.

En resumidas cuentas, se trata de no acumular muebles que a su vez sirvan para acumular más cosas inservibles. La vida doméstica (y la vida en general) es más llevadera sin trastos, chismes o equipaje innecesario. No hace falta que te diga a qué empresa tienes que llamar para deshacerte de los muebles que no quieras utilizar pero te lo diré de todas formas; ¡has de llamar a Recogida Muebles Gratis!

Vender todo lo que posees

Sí, el título de este post puede sonar algo extremo pero en un año en el que la emigración desde España hacia el extranjero ha sido récord, no es raro que alguien decida vender todo lo que posee para trasladarse a otro país, para dar la vuelta al mundo o, simplemente, para empezar de cero.

 

vender todo recogida muebles gratis

 

Esperamos que no te hayas visto en la obligación de abandonar tu tierra pero si éste fuera el caso y necesitas “hacer caja” rápidamente, hoy queremos darte algunos consejos para ayudarte a vender todo, con la máxima eficacia y consiguiendo el mejor retorno posible.

Vender todo al mejor precio

Primeramente, si de verdad te planteas vender todo, tienes que intentar librarte de las ataduras emocionales hacia las cosas materiales que posees. Recuerda que las cosas son simplemente eso, cosas, sin más significado que el que nosotros queramos darles. Puede parecerte duro desprenderte de objetos que tengan valor sentimental pero ten en cuenta que no te van a caber todos en la mochila. Piensa que no vas a tirar ni malgastar nada de lo que vendas; lo que vas a hacer es pasarle a alguien el testigo y que tus cosas van a perdurar en el tiempo; simplemente perdurarán en manos de un tercero.

Empieza pronto

Es muy lógico pero no por ello vamos a dejar de recalcarlo. Si quieres vender todo y hacerlo al mejor precio posible, has de empezar cuanto antes. Si estás planteándote emigrar o si quieres dejarlo todo para dar la vuelta al mundo, es probable que no tomes esta decisión a la ligera y que te tomes unos meses para preparar tu marcha. Es por ello importante que cuentes también con margen suficiente para maximizar el precio de todo lo que vendas y que no tengas que hacerlo desesperadamente.

No olvides la opción de donar

Queda claro que el objetivo es vender todo pero todos contamos con objetos ciertamente invendibles, o cosas cuyo precio potencial no justifica el esfuerzo de intentar venderlos. Un ejemplo de ello es la ropa, no siempre fácil de vender pero muy de agradecer por parte de todo tipo de organizaciones benéficas.

Haz inventario fotográfico

Cuando hayas decidido vender todo, es importante saber de qué se trata exactamente ese “todo”. Fotografía todos los objetos que planees vender y elabora una lista detallada de todas las cosas. Las fotos son especialmente importantes porque te servirán para ilustrar lo que anuncies en portales de venta de Internet. Es posible que lo tengas todo guardado en un trastero pero, llegado el momento de hacer las fotos, sal a la calle o procura que la iluminación sea la adecuada. Unas malas fotografías con iluminación escasa pueden entorpecer mucho la venta.

Investiga bien los precios

En el inventario que realices, incluye una columna con el precio objetivo que aspires a conseguir por cada objeto pero no lo hagas sin antes haber investigado en Internet el precio de objetos similares. Si no lo haces, es posible que pidas un precio exageradamente alto que asuste a los potenciales compradores y si marcas un precio demasiado bajo, estarás desaprovechando la oportunidad de conseguir mayor beneficio en la venta. Investiga y fija los precios con inteligencia para vender todo al máximo precio posible.

Vende por todos los canales

Para vender todo, no te centres solamente en Internet. Haz saber a todos tus amigos y familiares de tu marcha; es posible que cuentes entre tus conocidos con alguien que quiera comprarte los muebles o el coche, por la sencilla razón de que para determinados artículos, a todos nos gusta comprarle a alguien de confianza.

Y esto ha sido todo por hoy. Tanto si viajas cerca como si te marchas muy lejos, ¡no nos queda más que desearte toda la suerte del mundo!

Decoración low cost; para todos los bolsillos

Hoy tocan algunos consejos de decoración, pero consejos de decoración low cost, para todos los bolsillos. En Recogida Muebles Gratis creemos firmemente en que es bueno renovar el mobiliario de la casa, pero también creemos en la reutilización o reaprovechamiento de los muebles, tanto si son nuestros como si se los compramos a un tercero. Vamos pues con algunos consejos de decoración que no te harán temblar la cartera pero que sí dotarán a tu casa de un ambiente fresco y renovado.

 

decoracion low cost

 

Consejos de decoración low cost; decoración al alcance de todos

  • Cambia las pantallas de las lámparas. Una manera rápida y fácil de conseguir un aire renovado para la casa. Si dispones de las típicas lámparas blancas, quizá puedas apostar por algo más atrevido. Por muy poco dinero puedes conseguir un gran cambio. ¡Decoración low cost al poder!
  • Cambia las cortinas. Las cortinas son uno de los elementos decorativos que, pasado un tiempo, se funden con el resto de la casa y parecen casi invisibles. En cierta tienda de muebles sueca venden todo tipo de cortinas y estores muy baratos, que darán nueva vida a todas las estancias. La decoración low cost no prohíbe que compres nada; la decoración low cost pretende que compres con inteligencia.
  • La pintura. ¿Quién dijo que hay que pintar toda la casa del mismo color? Atrévete a pintar paredes aisladas en colores diferentes. Gastarás por supuesto menos dinero en pintura y a la vez conseguirás darle un toque muy moderno a tu hogar con este truco de decoración low cost.
  • Con los cuadros pasa algo parecido que con las cortinas; cuando llevan tiempo colgados sobre una pared, se tornan invisibles. Prueba a descolgarlos todos y a redistribuirlos nuevamente por la casa, en sitios diferentes; ¡verás que cambio! Será como volver a descubrirlos porque te fijarás en ellos otra vez.
  • Agrupa todas las fotos de la familia en pequeños marcos, y haz un collage sobre una pared grande. Es importante que cada marco sea diferente (en diseño y tamaño), para que el contraste entre ellos haga el conjunto más atractivo. Te recomendamos que primero los distribuyas todos en el suelo y los combines hasta buscar la mejor manera de colocarlos después sobre la pared.
  • Busca en Internet piezas de mobiliario o artículos de decoración interesantes de 2ª mano, que puedan añadirle un toque especial a tu casa sin que debas hipotecarte por ello. Hay mucha gente dispuesta a desprenderse de sus muebles y enseres antiguos, por muy poco dinero; sólo es cuestión de que le eches ganas y tiempo a buscar.
  • A la decoración del baño le prestamos poca atención y la realidad es que hoy día es fácil encontrar, por muy poco dinero, infinidad de artículos y complementos que le infundirán un aire fresco a esta estancia. Puedes cambiar los apliques y comprar botes contenedores de todo tipo, para el jabón de manos, para los bastoncillos, etc.
  • Continuando con el baño pero porque merece una mención separada, ¡cambia la cortina de la ducha! Son muy baratas pero por algún extraño motivo, la gente se resiste a cambiarlas con la regularidad necesaria. Hazlo por lo menos una vez al año, aunque sólo sea por higiene.
  • Cambia los tiradores de todos los armarios y cajones de la casa. Es una forma barata de cambiar el aspecto de los muebles y se pueden encontrar en muchos estilos diferentes.
  • Si te gusta el bricolaje, ¿por qué no te atreves a cambiar los grifos de la cocina? ¿Y los del baño? La grifería sufre desgaste por el uso y por el efecto de la cal pero no se nos suele ocurrir su sustitución. Si eres un poco manitas, no es un trabajo complicado y hará que el baño parezca nuevo, especialmente si también has seguido algunos de los otros consejos que aquí te exponemos.

Esperemos que te cundan mucho estos consejos, y que no inviertas mucho dinero en ellos; ¡la imaginación al poder!

Cómo comprar muebles de segunda mano

Vivimos en la sociedad del “Kleenex”, la era de usar y tirar. Parece que está mal visto conservar un coche más allá de los cinco años y nuestros teléfonos móviles se quedan anticuados rápidamente, siendo prácticamente obligatorio renovarlos cada dos años para seguir “al día”. Estamos obsesionados por estrenar cosas y objetos nuevos, cada vez con más regularidad, y nos olvidamos muchas veces de las tres erres; reducir, reutilizar y reciclar.

Este comportamiento se extiende a todos los ámbitos de nuestra vida pero hoy queremos intentar combatir esta corriente, concretamente en el terreno de los muebles de segunda mano. Hoy queremos darte algunos consejos para comprar muebles de segunda mano con algo de acierto.

Existe cierta marca sueca de muebles que domina el mercado del mobiliario doméstico. Ofrecen muebles razonablemente buenos a precios económicos y acudir a este establecimiento es una solución muy práctica porque no solamente venden muebles sino todo tipo de productos relacionados con el hogar. Si acabas de mudarte y necesitas “de todo”, es muy probable que aquí lo encuentres.

Ahora bien, desde Recogida Muebles Gratis creemos que hay una manera más sostenible de amueblar tu casa; comprar muebles de segunda mano. A continuación te ofrecemos algunos consejos para ayudarte en la labor.

 

comprar muebles de segunda mano

 

Comprar muebles de segunda mano; menos complicado de lo que parece

¿Dónde comprar?

Hoy en día lo más fácil es buscar en Internet dónde comprar muebles de segunda mano. Las redes sociales, Facebook en particular, son una buena fuente de búsqueda. Mucha gente se dedica hoy en día a la venta de mobiliario usado y las redes sociales son perfectas para anunciar sus productos. Lo ideal es que, por supuesto, puedas ver en persona lo que vayas a comprar por lo que si el vendedor dispone de una tienda física, mucho mejor.

Toma decisiones rápidas

Por supuesto, medita bien antes de comprar un mueble u objeto determinado pero para comprar muebles de segunda mano has de ser bastante ágil tomando decisiones. Ten en cuenta que este tipo de artículos (en especial los más antiguos) puede que ya no se fabriquen y la demanda por ellos puede ser alta. Si te lo piensas mucho, otra persona se te puede adelantar. A pesar de ello, recomendamos ser paciente y no comprar cualquier cosa; cuanto más busques, más probable es que encuentres la pieza o mueble que buscabas.

Exige buenas fotografías

Si no existe una tienda física que puedas visitar, para comprar muebles de segunda mano es vital que el vendedor ofrezca buenas fotografías, tanto de cerca como de lejos, para que comprendas las medidas, el estado de conservación y los posibles desperfectos que puedan existir. Nunca compres nada a ciegas y no te fíes solamente de una descripción que te hagan por teléfono; hoy en día no hay excusas para no ofrecerte buena información gráfica.

Certificado de autenticidad

¿Vas a comprar muebles de segunda mano de una determinada marca que los hacen especialmente valiosos? ¿Cómo sabes que no te encuentras ante una imitación? Busca marcas distintivas sobre el propio mueble y exige certificados, comprobantes o cualquier información que sirva para sustentar las afirmaciones del vendedor en cuanto a la autenticidad.

Cuidado con los anuncios fraudulentos

Si vas a comprar muebles de segunda mano y lo haces a través de Internet, debes estar atento a los posibles anuncios fraudulentos. Al igual que con la venta de coches o el alquiler de viviendas, en la venta de objetos y enseres online también hay personas que pretenden estafarte con anuncios engañosos.

No te fíes de descripciones de productos demasiado escuetas y desconfía también cuando un precio es “demasiado bueno para ser verdad”. Por supuesto, sé muy prudente a la hora de adelantar dinero a nadie e intenta conocer siempre en persona al vendedor y al género.

Usa tu creatividad

Tratándose de comprar muebles de segunda mano, no siempre vas a encontrar el mueble perfecto. Cuando entres en una tienda o estés navegando por Internet, intentar ser abierto de mente. En lugar de pensar “necesito un mueble que cumpla cierta función”, intenta pensar “¿para qué puedo usar este mueble de segunda mano tan bonito que acabo de descubrir?”.

La semana que viene profundizaremos en por qué es recomendable comprar muebles de segunda mano pero, mientras tanto, te animamos a que dejes de visitar las grandes superficies y que seas un poco más imaginativo…

Restaurar un mueble; ¿merece la pena?

En Recogida Muebles Gratis nos comprometemos a recoger tus muebles y enseres, completamente gratis, siempre y cuando éstos sean susceptibles de un nuevo uso y con la condición de que no estén rotos o demasiado deteriorados. Para el caso de que los muebles no sean recuperables y siendo inevitable desecharlos o reciclarlos, nos ocupamos también de su recogida, pero cobraremos en este caso una determinada cantidad por la retirada.

¿Qué sucede entonces con los muebles que son restaurables o recuperables? ¿Cómo saber si merece la pena que tú mismo dediques tiempo a restaurar un mueble determinado para, bien sea donarlo, bien sea volver a utilizarlo?

El propósito del post de hoy es darte algunas pistas que te ayudarán a valorar si merece la pena restaurar un mueble o no. Estos consejos son útiles tanto si dispones de un mueble viejo en casa y te planteas un proyecto de restauración como si has acudido a un mercado callejero y tienes en mente la adquisición de una antigüedad.

Restaurar un mueble; ¿tiene sentido?

¿El mueble está pintado?

Cuando un mueble está pintado (en lugar de estar simplemente barnizado o tratado) es señal de que pueden existir defectos o daños en la madera que se han intentado ocultar. Tiene pues mucho más sentido restaurar un mueble viejo recubierto de viejo barniz que hacerlo si está pintado. La pintura es además mucho más difícil de eliminar que el barniz por lo que te recomendamos huir de los muebles pintados; ésta es una buena ocasión para llamar a Recogida Muebles Gratis.

¿El mueble es de calidad?

Restaurar un mueble cobra especial sentido si éste es de calidad y si los materiales son los suficientemente nobles. Los expertos indican que los muebles susceptibles de restauración son aquéllos que datan de, por lo menos, 1950. El motivo de ello es que en esta década se introdujeron los laminados y los aglomerados, materiales empleados para la producción de muebles en masa a bajo coste. Restaurar un mueble de 1950 no representa un trabajo muy complejo puesto que no se trata realmente de una antigüedad, ahora bien, con toda seguridad será un mueble de más calidad que los de hoy en día y te brindará muchos años de servicio una vez lo hayas arreglado.

Un toque de atención; si vas a restaurar un mueble y crees que éste tiene más de cincuenta o sesenta años, consulta antes a un experto en la materia. Si no sabes lo que haces, puede que afectes al valor del objeto sin saberlo y que sea peor el remedio que la enfermedad.

¿Hay que re-encolar el mueble?

Restaurar un mueble puede parecer sencillo si lo único que necesita para volver a su esplendor original es la aplicación de cola de carpintero. Imagina por ejemplo que dispones de una cajonera o una cómoda antigua y que los cajones no abren y cierran bien, precisamente debido a que el mueble está desvencijado, descuadrado o suelto. Lo más probable es que sea necesario volver a encolar todas sus piezas pero vaya por delante que este trabajo es mucho más complicado de lo que parece.

Re-encolar un mueble conlleva un proceso bastante tedioso de desencolar, limpiar y volver a encolar, debiendo ser realizado preferiblemente por un profesional y cuyo coste puede ser bastante elevado; ten esto en cuenta cuando valores si restaurar un mueble o no.

 

restaurar un mueble

 

La semana que viene te daremos algunas pistas más concretas sobre cómo detectar si un mueble determinado tiene el valor suficiente para que merezca la pena ser restaurado pero, mientras tanto, esperamos que estos consejos te sirvan para hacer una valoración previa. Recuerda que en Recogida Muebles Gratis creemos firmemente en la re-utilización y que tirar un mueble a la basura es lo último que se debe hacer.

La limpieza de otoño

Se acerca el invierno y, a pesar de que algunos afirmen que el “spring cleaning” (la limpieza de primavera) sólo deba hacerse en primavera, existe otra corriente de personas que creen que la limpieza general de la casa ha de realizarse dos veces al año; en primavera y en otoño.

 

limpieza de otoño recogida muebles gratis

 

Huelga decir que con “limpieza” no nos referimos a aspirar y a pasar el trapo del polvo; nos referimos a una limpieza más profunda e integral de la casa, además de una posible reorganización de los muebles, preparando nuestro hogar para la estación más fría (o la más calurosa) del año. A continuación entenderás a qué nos estamos refiriendo exactamente.

La limpieza de otoño; mucho más que limpiar el polvo

1.- Limpia las ventanas. Dependiendo del tipo de casa en que vivas puede darte más o menos pereza pero unos cristales limpios dicen mucho de ti. Si no quieres recurrir a un profesional, hazlo tú mismo pero sin poner en peligro tu integridad física. En ocasiones hay que desmontar los ventanales y a veces hay que hacerlo en altura (los que vivan en una torre); mucho cuidado.

En el caso de que lo vayas a hacer tú mismo, no uses periódico; hoy día la tinta lleva una base de látex y será casi imposible conseguir un buen acabado.

2.- Organiza tu armario de ropa. ¿Qué mejor ocasión para hacerlo que con el cambio de temporada? Seguro que tienes ropa que ya no te pones, bien porque se haya pasado de moda, porque se te haya quedado pequeña (o grande) o porque esté muy deteriorada. Aprovecha la limpieza de otoño para donar la ropa que no vayas a utilizar; seguro que alguien le encontrará muy buen uso. También es la ocasión para guardar o acomodar la ropa de verano que no vas a utilizar durante los próximos meses.

3.- Limpia el armario del baño. Parece mentira la cantidad de botes, cosméticos y medicamentos que se pueden acumular en el baño a lo largo de seis meses. Éste es el momento para comprobar fechas de caducidad de los productos que corresponda y para valorar también cuáles estamos utilizando. Deshazte de lo que no necesites en la limpieza de otoño.

4.- Limpia y reorganiza la cocina. Puesto que la cocina es una zona común y es una de las estancias donde más tiempo se pasa, tiene (como es lógico) tendencia a ensuciarse mucho. En la limpieza de otoño es importante atacar los armarios, tanto sobre ellos (con ayuda de una escalera de mano) como bajo ellos (quitando si es posible el embellecedor inferior). En la cocina debe imperar siempre la higiene.

Éste es el momento de auditar también los alimentos que tengamos almacenados y de comprobar fechas de vencimiento. Para aquello que esté próximo a caducar, intentemos cocinarlo para evitar tener que tirarlo; ¡es la mejor excusa para sacar el libro de recetas!

En la limpieza de otoño deberíamos también vaciar la nevera completamente y valorar si se ha de tirar algún alimento. Dependiendo del modelo de nevera o de su antigüedad, quizá sea necesario descongelarla del todo para eliminar el exceso de hielo.

5.- Re-ordena tus muebles y las estanterías de libros durante la limpieza de otoño. En verano se agradecen las corrientes de aire pero en invierno huimos de ellas; ¿hay manera de aprovechar los muebles para favorecer el flujo del aire en verano? ¿Podemos usar una estantería o un aparador para bloquear alguna ventana o entrada de aire que se haga molesta en los momentos más fríos del año? Usemos la cabeza y busquemos una distribución que nos satisfaga en cada momento. No hay ninguna ley que diga que no podemos redistribuir o redecorar cuando nos plazca.

Llegado el momento de limpiar las estanterías, quítale el polvo a todos los libros e intenta deshacerte de los que ya no quieras, pero nunca los tires; dónalos o regálalos a alguien que creas que los puede necesitar. De este modo, harás sitio para nuevas adquisiciones.

Es posible que durante la limpieza de otoño compruebes que te sobran algunos muebles y enseres; ya sabes que si éste es el caso, has de llamar a Recogida Muebles Gratis; ¡hasta la semana que viene!

Vivir en una casa pequeña; ¿cómo aprovechar el espacio?

Vivir en una casa pequeña no se hace siempre por obligación. Hay mucha gente que opta por vivir en una casa pequeña como opción y la realidad es que tiene muchas ventajas. Las casas pequeñas son más fáciles de limpiar y su coste es más reducido. Vivir en una casa pequeña hace que el mantenimiento sea más cómodo y nos permite muchas veces residir en zonas más cercanas al centro donde los precios por metro cuadrado son más elevados.

Ahora bien, vivir en una casa pequeña requiere de algo más de organización y orden. Es posible que te hayas acabado de mudar y, por mucho que hayas llamado a Recogida Muebles Gratis para deshacerte de los muebles y enseres que ya no utilizas, todavía vas a tener que aplicarte a fondo para que el desorden no termine dominando tu día a día. Aunque dispongas de menos cosas, es muy importante saber organizarte para que la casa no ofrezca un aspecto desarreglado.

 

vivir en una casa pequeña

 

Vivir en una casa pequeña; ¿cómo aprovechar el espacio?

Hoy queremos darte algunos consejos para ayudarte a vivir en una casa pequeña sin agobios ni estrecheces. Pretendemos que no te agobies y que disfrutes de la experiencia de “vivir ligero”.

  1. Aprovecha las paredes para colocar estanterías de suelo a techo. Además de ser un elemento decorativo en sí mismas, estas estanterías te ayudarán a mantener el orden.
  2. Si lo puedes evitar, emplea menos paredes y opta por espacios más diáfanos. No siempre es posible pero vivir en una casa pequeña puede ser una experiencia muy diferente si lo haces en cincuenta metros cuadrados abiertos, comparado con cincuenta metros cuadrados repartidos en 2 habitaciones, salón y cocina.
  3. Añade una doble altura. Vivir en una casa pequeña te obliga a usar la imaginación; ¿has pensado si tu vivienda permite una doble altura? En caso afirmativo, quizá puedas usar una doble altura para un dormitorio, un despacho o simplemente como zona de almacenaje.
  4. Cambia las puertas por puertas correderas. Si disfrutas de un espacio diáfano y es inevitable la instalación de puertas, ¿por qué no recurres a grandes puertas correderas en lugar de puertas tradicionales? Las puertas correderas son una forma diferente de vivir en una casa pequeña sin perder valioso espacio (y dinero) levantando tabiques.
  5. Emplea paredes transparentes o translúcidas. Si es inevitable crear diferentes ambientes, quizá puedas hacerlo con mamparas trasparentes en lugar de paredes de ladrillo. Vivir en una casa pequeña no tiene por qué seguir los patrones tradicionales de construcción y las mamparas de cristal (por ejemplo) son muy utilizadas en las oficinas.
  6. Sé imaginativo con los espejos. Vivir en una casa pequeña es una muy buena excusa para usar la imaginación con los espejos. Éstos dan profundidad a cualquier rincón y te permiten también jugar con la iluminación.
  7. ¿Quién ha dicho que deban usarse mamparas o separaciones fijas? Para vivir en una casa pequeña sin malgastar metros cuadrados, ¿por qué no usas cortinas para separar unas estancias de otras? Es una forma muy original de proteger tu intimidad y privacidad.
  8. Para vivir en una casa pequeña y ganar espacio vertical, usa muebles y elementos decorativos bajos. Esto creará una ilusión de mayor espacio.
  9. Huye de la decoración recargada. No siempre es fácil pero vivir en una casa pequeña te obliga a usar la sencillez como filosofía decorativa. No cometas muchos excesos y huye de los grandes alardes decorativos.
  10. ¡Viva la litera! A los niños les encantan las literas y son una forma muy práctica de ganar espacio en el dormitorio de los más pequeños.
  11. ¿Quién dijo que las barras están reservadas a los bares? Reemplaza la mesa de la cocina por una barra con taburetes. La barra ocupa mucho menos espacio y puede colocarse sobre una pared. Dependerá mucho de cuántos ocupen la vivienda pero vivir en una casa pequeña es una buena excusa para emplear soluciones de este tipo.
  12. Cambia la bañera completa por una bañera de ¾. Si no quieres renunciar a pegarte un baño en casa pero estás dispuesto a hacerlo en una bañera algo más pequeña, ésta es la mejor alternativa.
  13. No olvides el blanco. El color blanco es el mejor color para vivir en una casa pequeña con la máxima sensación es profundidad y espacio. Cuanto más empleemos los colores claros, mejor.

¿Y tú? ¿Nos recomiendas algún truco adicional para optimizar el uso del espacio en casa? ¡Cuéntanos tu experiencia!