Vender todo lo que posees

Sí, el título de este post puede sonar algo extremo pero en un año en el que la emigración desde España hacia el extranjero ha sido récord, no es raro que alguien decida vender todo lo que posee para trasladarse a otro país, para dar la vuelta al mundo o, simplemente, para empezar de cero.

 

vender todo recogida muebles gratis

 

Esperamos que no te hayas visto en la obligación de abandonar tu tierra pero si éste fuera el caso y necesitas “hacer caja” rápidamente, hoy queremos darte algunos consejos para ayudarte a vender todo, con la máxima eficacia y consiguiendo el mejor retorno posible.

Vender todo al mejor precio

Primeramente, si de verdad te planteas vender todo, tienes que intentar librarte de las ataduras emocionales hacia las cosas materiales que posees. Recuerda que las cosas son simplemente eso, cosas, sin más significado que el que nosotros queramos darles. Puede parecerte duro desprenderte de objetos que tengan valor sentimental pero ten en cuenta que no te van a caber todos en la mochila. Piensa que no vas a tirar ni malgastar nada de lo que vendas; lo que vas a hacer es pasarle a alguien el testigo y que tus cosas van a perdurar en el tiempo; simplemente perdurarán en manos de un tercero.

Empieza pronto

Es muy lógico pero no por ello vamos a dejar de recalcarlo. Si quieres vender todo y hacerlo al mejor precio posible, has de empezar cuanto antes. Si estás planteándote emigrar o si quieres dejarlo todo para dar la vuelta al mundo, es probable que no tomes esta decisión a la ligera y que te tomes unos meses para preparar tu marcha. Es por ello importante que cuentes también con margen suficiente para maximizar el precio de todo lo que vendas y que no tengas que hacerlo desesperadamente.

No olvides la opción de donar

Queda claro que el objetivo es vender todo pero todos contamos con objetos ciertamente invendibles, o cosas cuyo precio potencial no justifica el esfuerzo de intentar venderlos. Un ejemplo de ello es la ropa, no siempre fácil de vender pero muy de agradecer por parte de todo tipo de organizaciones benéficas.

Haz inventario fotográfico

Cuando hayas decidido vender todo, es importante saber de qué se trata exactamente ese “todo”. Fotografía todos los objetos que planees vender y elabora una lista detallada de todas las cosas. Las fotos son especialmente importantes porque te servirán para ilustrar lo que anuncies en portales de venta de Internet. Es posible que lo tengas todo guardado en un trastero pero, llegado el momento de hacer las fotos, sal a la calle o procura que la iluminación sea la adecuada. Unas malas fotografías con iluminación escasa pueden entorpecer mucho la venta.

Investiga bien los precios

En el inventario que realices, incluye una columna con el precio objetivo que aspires a conseguir por cada objeto pero no lo hagas sin antes haber investigado en Internet el precio de objetos similares. Si no lo haces, es posible que pidas un precio exageradamente alto que asuste a los potenciales compradores y si marcas un precio demasiado bajo, estarás desaprovechando la oportunidad de conseguir mayor beneficio en la venta. Investiga y fija los precios con inteligencia para vender todo al máximo precio posible.

Vende por todos los canales

Para vender todo, no te centres solamente en Internet. Haz saber a todos tus amigos y familiares de tu marcha; es posible que cuentes entre tus conocidos con alguien que quiera comprarte los muebles o el coche, por la sencilla razón de que para determinados artículos, a todos nos gusta comprarle a alguien de confianza.

Y esto ha sido todo por hoy. Tanto si viajas cerca como si te marchas muy lejos, ¡no nos queda más que desearte toda la suerte del mundo!