La cocina sostenible

En Recogida Muebles Gratis somos muy sostenibles, y tenemos muy presente lo importante que es llevar un estilo de vida saludable y que respete el medio ambiente. Las tres erres de la ecología son inherentes a esta forma de pensar, una filosofía que hoy queremos hacer extensible a una de las estancias más empleadas de nuestra vivienda. Hoy trataremos la cocina sostenible, como un pequeño paso hacia el sostenimiento de un mundo más verde y más en sintonía con el mundo que nos rodea.

cocina sostenible

La cocina sostenible; ¿una cocina más verde?

En primer lugar, hagamos una pequeña auto-evaluación; ¿nos comemos toda la comida que compramos? ¿Cuánta comida tiramos? ¿Desperdiciamos los alimentos? ¿Cuántos de ellos se echan a perder porque nos olvidamos de ellos en la nevera o en la despensa?

Para tener una cocina sostenible, es imprescindible que seamos más prudentes llegado el momento de hacer la compra porque, casi sin excepción, acostumbramos a comprar más de lo que necesitamos.

Otra medida muy efectiva es que almacenemos muy bien lo que hemos adquirido. Hay muchas soluciones de envasado al vacío que prolongan mucho la vida útil de los alimentos.

Un segundo apartado y que impacta muy directamente en la viabilidad de una cocina sostenible son los productos de limpieza. ¿Son ecológicos? ¿Contienen sustancias nocivas para el medioambiente, venenosas o corrosivas? Tengamos en cuenta que al final, muchos de estas sustancias terminan vertiéndose por el fregadero de la cocina y pueden contaminar nuestros acuíferos.

Para una cocina sostenible, es vital emplear productos de limpieza respetuosos con el medioambiente. Existe una amplia variedad de alternativas por lo que, realmente, no tienes excusa.

En tercer lugar, intenta comprar electrodomésticos de bajo consumo y usa siempre el “modo ecológico” o “modo económico” de la lavadora o lavavajillas. En casi todos los aparatos modernos existe una función que consume menos energía o emplea agua más fría.

Y, por último, una cocina sostenible es una cocina libre de bolsas de plástico. Deja de acumularlas ya. Hazte con bolsas reutilizables de lona o cartón. Ya sabes que las bolsas de la compra “de toda la vida” son muy perniciosas para el medioambiente. ¡Usemos la cabeza y seamos respetuosos con el mundo que nos rodea!