Cómo reducir tu huella ecológica

A continuación te presentamos una lista que recoge algunas de las diferentes maneras que existen de reducir tu huella ecológica. Lo hacemos desde el convencimiento de que, como norma general, los ciudadanos cuidamos muy poco del medioambiente; deberíamos hacer más y tener una mayor conciencia en este sentido.

huella ecológica

Respeta el medioambiente y reduce tu huella ecológica

  • Ahorra energía. Tu huella ecológica será menor si te acostumbras a apagar las luces cuando no sean necesarias, a abrigarte en casa durante el invierno —en lugar de encender la calefacción— o a secar la ropa al aire libre, en lugar de usar la secadora. Éstos son sólo algunos ejemplos de lo que puedes hacer por ahorrar energía, ¡pero hay muchas otras maneras de hacerlo!
  • Intenta comprar alimentos locales, que no hayan tenido que viajar tanto para llegar hasta tu nevera. Cuanto más cortas sean las distancias, menos C02 se habrá empleado para su transporte. Una fantástica iniciativa es la de poner en marcha tu propio huerto, incluso si vives en una ciudad; infórmate de los huertos urbanos que hay en tu zona o barrio.
  • Come menos carne; ¿sabías que la industria cárnica es una de las principales culpables de la acumulación de gases de efecto invernadero? Lo mejor que puedes hacer es reducir el consumo de todo tipo de carnes, e incrementar la ingesta de frutas, verduras y hortalizas; el medioambiente y tu salud lo agradecerán. ¡Y tu huella ecológica será mínima!
  • No uses bolsas de plástico para la compra del supermercado, ¡ni para nada! Elimina estas bolsas de tu vida por completo y pásate a las bolsas reutilizables. Ya no tienes excusas.
  • Reduce tu huella ecológica comprando productos de segunda mano o de ocasión; ¿qué sentido tiene estrenar algo y pagar un alto precio, cuando puedas encontrar el mismo artículo, casi idéntico, a un precio mucho más económico?

¡Hasta la próxima!

Consejos para un verano sostenible

Llega el mes de agosto y muchos tienen la suerte de marchar de vacaciones. Con este motivo, desde ReciMobel hemos creído conveniente ofrecer algunos consejos y contribuir a un verano sostenible para todos. Tengamos en cuenta que, aunque nosotros nos vayamos de vacaciones, nuestros principios de respeto por el medioambiente deben seguir trabajando…

verano sostenible

Un verano sostenible es posible, si sabes cómo…

1.- Casi en primer lugar, es vital que conserves el agua y hagas un buen uso de ella. No la malgastes, ni la contamines; los embalses están en niveles mínimos y entre todos debemos hacer un esfuerzo por no derrochar este líquido tan valioso.

2.- Cierra las persianas y cortinas de tu casa, para preservar el fresco interior. Se aconseja incluso cerrar las ventanas cuando el calor sea excesivo, para evitar que entre ese aire caliente tan asfixiante. Si nos haces caso, no necesitarás usar tanto el aire acondicionado y disfrutarás de un verano sostenible.

3.- Para un verano sostenible, ¡aprovecha el sol para secar la ropa! ¿Por qué usar la secadora, pudiendo secar toda la colada al aire libre? Quedará mejor, se arrugará menos e incluso olerá mejor; ¿a qué estás esperando?

4.- Si te vas a zonas con alto riesgo de incendio, evita a toda costa fumar, o encender cualquier tipo de fuego. Las barbacoas, las paellas y las parrilladas es mejor que las hagas en invierno. Más vale prevenir que curar.

5.- En verano tendrás más sed, como es lógico y normal, pero un verano sostenible exige que bebas de botellas reutilizables, en lugar de consumir indiscriminadamente botellas plástico. Cuando menos contribuyas con desechos de plástico, mejor.

6.- Cuando te vayas de casa hacia tu lugar de vacaciones, desenchufa del todo los electrodomésticos que no necesitan corriente durante tu ausencia. Nos referimos a televisores, ordenadores, equipos de música, etc. Por supuesto, no desconectes la nevera, salvo que la dejes completamente vacía.

El reciclaje en Suiza; ¿la fórmula perfecta?

Para bien o para mal —para mal, desde nuestro punto de vista—, vivimos en una sociedad de usar y tirar. Tenemos poca conciencia del daño que los desechos que producimos provocan en el medio ambiente. Y lamentablemente, este daño es, en muchas ocasiones, irreparable. Cuando ya no queremos o necesitamos algo, lo tiramos a la basura, sin preguntarnos mucho por el destino final de nuestros desperdicios. Pero hay países que son la excepción, y el reciclaje en Suiza es digno de mención aparte.

Porque el reciclaje en Suiza es casi un arte. Prácticamente todo se recicla, y si se quiere tirar algo al contenedor convencional de la basura, hay que pagar por ello.

reciclaje en suiza

El caso extremo del reciclaje en Suiza

Para que comprendas lo extremo que es el reciclaje en Suiza, te ponemos el ejemplo de una bolsita de té. Para reciclarla correctamente, una vez usada, hay que separar el té —lo orgánico— de la bolsa, abriéndola con una tijera. Luego hay que separar el cartón de la etiqueta de la bolsita, y al cartón hay que quitarle incluso la grapa metálica. Todos los elementos que componen la bolsita quedan separados, en función del material del que están compuestos.

Haciéndolo de este modo, son muy pocos los residuos que terminan en el contendedor convencional, y si uno lo quiere utilizar, tiene que pagar. Las bolsas que se emplean para la basura que no está convenientemente separada, llevan impreso un mensaje en el que dice que se está dispuesto a pagar impuestos para que dicha basura sea separada y clasificada; increíble, ¿no?

Pero esto no es todo; los suizos tienen una “policía de la basura”, que se ocupa de controlar que los residuos están siendo reciclados conforme a la normativa. En caso de incumplimiento, las multas son significativas.

En definitiva, Suiza ha apostado por incentivar económicamente el reciclaje. Reciclar sale mucho más barato que ser perezoso y no separar la basura, y con ello han conseguido un modelo casi utópico de gestión de los residuos; ¿a qué estamos esperando en otros países?

Redecorar con poco dinero

En RecogidaMueblesGratis apostamos por la vida sostenible e intentamos divulgar las mejores prácticas en este sentido. Éste es uno de los motivos de que exista nuestra empresa; consideramos que muchos de nuestros muebles merecen una segunda oportunidad, y no es responsable que tiremos las cosas a la basura, sin ni siquiera plantearnos su reutilización. En cualquiera de los casos, si estás deshaciéndote de algunos muebles, quizá estés pensando en redecorar.

Con este motivo, queremos ofrecerte algunos consejos para redecorar, pero sin que tengas que romper la hucha ni hacer una inversión demasiado elevada. Al fin y al cabo, estamos seguros de que en casa cuentas con lo suficiente para darle un nuevo aire a tu hogar.

redecorar con poco dinero
Las plantas son una manera excelente de redecorar

Trucos para redecorar tu casa

1.- Un truco muy socorrido es el de usar elementos cotidianos como artículos de decoración. Por ejemplo, en lugar de tener el juego de café y té guardado en un armario, ¿por qué no lo expones en una estantería o vitrina abierta? De este modo, matas dos pájaros de un tiro.

2.- Recurre a las plantas, entre otros tantos motivos, porque son buenas para la salud y porque son muy baratas. Aprovecha las flores de temporada y, ya que las has comprado, no las descuides. Procura que tengan suficiente agua y luz. Redecorar con plantas reducirá además tus niveles de estrés; ¡está demostrado científicamente!

3.- Pintar es una manera muy efectiva de redecorar y cambiar por completo el look de tu casa, sin invertir mucho dinero y sin necesariamente ser un pintor profesional. Hoy en día existen pinturas muy fáciles de manejar, que necesitan sólo una capa y que son además extremadamente fáciles de limpiar en caso de errores y equivocaciones; ¿a qué estás esperando?

4.- Recurre a las tiendas de segunda mano para encontrar chollos en muebles y artículos de decoración. ¿Por qué comprar algo nuevo en una gran superficie, y que seguramente tiene todo el mundo, pudiendo comprar algo original y antiguo, en una tienda de ocasión?

Dar de baja tu coche y desguazarlo

Una de las tendencias imparables del tiempo en el que vivimos es la de coche eléctrico. Este tipo de vehículos no tardará en popularizarse y los coches convencionales caerán en desuso. Y tras el coche eléctrico vendrá el coche autónomo, que se conducirá solo y que ni siquiera será nuestro. Lo normal es que, en el futuro, nos subamos y bajemos de los coches autónomos como ahora lo hacemos del autobús. Todo esto significa que, en algún momento del futuro cercano, quizá debas dar de baja tu coche y enviarlo a un desguace; ¿sabes cómo debes proceder?

Lo primero que debes saber es que dar de baja tu coche es algo definitivo, sobre lo que no hay marcha atrás. Una vez se tramita la baja, ésta es irrevocable. El propósito último de dar de baja tu coche es su destrucción.

dar de baja tu coche

Trámites para dar de baja tu coche

  • Dar de baja tu coche es, a priori, gratuito. La empresa que lo retire —y que debe ser un Centro Autorizado de Tratamiento de Vehículos (CATV)— no debería cobrarte e incluso podría ofrecerte una compensación, dependiendo por supuesto de la antigüedad del vehículo. Esto aplica si el coche tiene menos de 10 años y la compensación se establece en función de unas tablas pre-establecidas.
  • Si tu coche todavía funciona, lo puedes llevar tú mismo hasta cualquier CATV.
  • Necesitarás presentar la ficha técnica, el permiso de circulación y copia de tu DNI. Si el coche no está a tu nombre, quizá necesites presentar algún documento adicional para dar de baja tu coche. Consulta con el CATV.
  • A cambio, el CATV debe entregarte dos documentos muy importantes. El certificado de destrucción del vehículo y el justificante de baja en la DGT. Necesitarás estos documentos para demostrar que has dado de baja tu coche frente al ayuntamiento y frente a hacienda, por ejemplo, y te vendrán muy bien cuando intenten seguir cobrándote el impuesto de circulación.

¿Coche diésel o gasolina?

Como viene siendo habitual, desde RecogidaMueblesGratis queremos ayudarte a tomar decisiones informadas para todo lo relativo a la sostenibilidad. Con este motivo, y puesto que la decisión entre diésel o gasolina nos concierne a todos, hemos creído conveniente abordarla. Porque vivimos en tiempos convulsos en los que el diésel se demoniza cada vez más, pero uno no sabe siempre a qué atenerse; ¿realmente terminarán por prohibir los coches de gasóleo? ¿Es mucha más limpia la gasolina?

diésel o gasolina

Diésel o gasolina; los hechos

1.- Emisiones. La realidad es que decidir entre diésel o gasolina en base a sus emisiones, es una cuestión compleja, porque cada alternativa tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Los coches diésel emiten menos C02 —que es lo que contribuye al efecto invernadero y al calentamiento global— que los de gasolina, pero en cambio emiten más dióxido de nitrógeno y partículas. ¿Esto qué quiere decir? Pues que el diésel es mejor para el medioambiente, pero a la vez es más perjudicial para nuestra salud, porque las partículas que emite contribuyen a las nubes contaminantes, a las enfermedades respiratorias y también al cáncer.

2.- Precio. Si tu decisión entre diésel o gasolina se va a sustentar sólo en el precio, ya sabrás que los coches de gasolina son más baratos. Sus mecánicas son, en general, más sencillas que las de los coches de gasóleo. Son más baratos de mantener y menos complicados de reparar. Y esto se nota en la factura final.

3.- Consumos. Los diésel son más caros, pero en contrapartida son más eficientes y consumen menos. Deberás fijarte muy bien en las cifras de consumo anunciadas por cada fabricante —y creértelas— para hacer números en función de los kilómetros estimados que vayas a realizar cada año. Como regla general, si eres de kilometrajes altos, te compensará el diésel, pero si sólo necesitas un coche para la ciudad y lo vas a usar poco, apuesta por la gasolina.

Reciclar en verano | Consejos de Recogida Muebles Gratis

¿Acabas de regresar de un fin de semana largo y ya estás pensando en la siguiente escapada? ¿Estás contando los días de vacaciones y planificando algún viaje? ¿Te apetece tomar el sol y ponerte en forma para la temporada de piscina? Todo esto está muy bien, pero también quisiéramos pedirte un pequeño ejercicio de responsabilidad y prestar atención a los siguientes consejos sobre cómo reciclar en verano…

Porque cuando hace buen tiempo, parece que relajamos nuestros estándares ecológicos. Pasamos más tiempo al aire libre y no estamos tan preocupados por el medioambiente. Pero nunca hay que bajar la guardia en este sentido.

reciclar en verano

Consejos para reciclar en verano

  • Si vives en una casa unifamiliar o chalet y tienes la suerte de disfrutar de un jardín con césped, cuando cortes la hierba, no la metas en bolsas y la tires a la basura. Recuerda que es mucho más ecológico dejar el césped cortado sobre la superficie del jardín, para que la tierra reabsorba los nutrientes que más necesita. Alternativamente, puedes construirte una pequeña estación de compostaje.
  • El mejor consejo sobre reciclar en verano es sencillamente que no generes desechos para reciclar. Cuando salgas de viaje, lleva contigo la comida en envases (“tuppers”) reutilizables y el agua, en un termo. De este modo, evitarás comprar comida y bebida en la gasolinera, con sus correspondientes envoltorios de plástico.
  • Si es inevitable que compres juguetes de piscina para los más pequeños, procura evitar los de PVC. Es un material no biodegradable y nada respetuoso con el medioambiente.
  • Reciclar en verano también es posible cuando hagas una barbacoa. Puesto que tus invitados no van a estar pensando en cómo reciclar, tienes que ponérselo muy fácil. Coloca grandes cubos etiquetas para cada tipo de desecho para que no haya lugar a error. Como mínimo, intenta separar cartón, plástico (que incluye las latas de cerveza), cristal y restos orgánicos de comida.

Tendencias de reciclaje para 2017

Lo queramos o no, el reciclaje va a ser cada vez más importante. Desde las administraciones públicas y desde todo tipo de organizaciones privadas, va a existir una mayor presión para que seamos más ecológicos, en un intento de que reduzcamos el consumo, reutilicemos lo que ya hemos comprado y que reciclemos convenientemente nuestros desechos. A tal efecto, desde Recogida Muebles Gratis queremos darte algunas pautas sobre las tendencias de reciclaje para 2017, para que el futuro no te coja desprevenido. En este tipo de cuestiones, siempre es mejor estar informado y “abrazar” el cambio, en lugar de resistirse a las novedades.

 

tendencias de reciclaje

Tendencias de reciclaje; por un futuro más verde

Hace ya años que se nos recomienda la reducción en el consumo de plástico. El “enemigo público nº1” en este sentido ha sido desde siempre el consumo abusivo e indiscriminado de las bolsas de plástico de los supermercados. En un futuro no muy lejano se van a dar pasos en este sentido, y las recomendaciones pasarán a ser prohibiciones. Muy pronto, estas bolsas estarán prohibidas y también se hará énfasis en la eliminación de las botellas de plástico. El cristal ganará protagonismo.

El auge del compostaje. Los residuos orgánicos siempre los hemos depositado en el contenedor de basura convencional, pero una de las tendencias de reciclaje para 2017 es la del compostaje doméstico. En viviendas unifamiliares y comunitarias será habitual ver plantas de compostaje, donde los desechos orgánicos serán empleados para producir abono natural.

La energía solar. A pesar de que las administraciones siguen poniendo trabas al autoconsumo de electricidad sustentado en placas solares domésticas, la voluntad popular y la razón terminarán prevaleciendo. El sol es una fuente inagotable de energía y las tecnologías de almacenamiento mediante baterías avanzan a pasos agigantados, haciéndose un hueco en todos los hogares. Es, con toda seguridad, una de las tendencias de reciclaje más disruptivas que veremos en el corto plazo.

Reciclaje de escombros | Las tres erres de la ecología

Aunque hayamos llamado a este post reciclaje de escombros, no es un título del todo preciso, entre otros motivos porque a continuación vamos a exponer una forma de proceder que evita este tipo de reciclaje. Ahora bien, nos sirve como buena referencia de lo que vamos a escribir. Porque por desgracia, los escombros y residuos procedentes de la construcción representan una tercera parte de todos los desechos que generamos, y algo debemos hacer al respecto entre todos; ¿no te parece?

reciclaje de escombros

1.- Lo primero que han de hacer las empresas constructoras y empresas de reformas es evitar la generación de residuos desde un principio, de modo que no tengan que preocuparse del reciclaje de escombros. Esto se hace aprovechando lo que ya existe e intentando incorporarlo en la nueva construcción o edificación que se vaya a realizar. Por ejemplo, ¿por qué demoler una pared si ésta puede ser reaprovechada con algunas modificaciones en una reforma?

2.- En segundo lugar, los expertos recomiendan que se construya siempre con medidas estandarizadas. Ello aplica a todo tipo de materiales y componentes, haciendo que sean más fácilmente reaprovechados en un futuro. Se evita de este modo la generación y reciclaje de escombros.

3.- Ahora bien, cuando la generación de residuos en una obra sea inevitable y el reciclaje de escombros sea nuestra única alternativa, recurramos siempre a nuestro centro de reciclaje más cercano. Te recomendamos que llames antes para informarte de los horarios y también para que confirmes los residuos que se aceptan en cada centro. Existen puntos de reciclaje móviles que no aceptan grandes cantidades de residuos y algunos tienen horarios más restringidos que otros.

4.- En último lugar, para facilitar el reciclaje de escombros, nuestra recomendación es que practiques el verbo “deconstrucción” en lugar de “demolición”. Porque al demoler, puedes romper piezas de material que podrían ser reaprovechadas si fueran desmontadas con el debido cuidado. En tal caso, podrías incluso conseguir algo de dinero al venderle dichas piezas o materiales a un tercero interesado en ellas.

Cómo contaminar menos | Recogida Muebles Gratis

Durante las últimas semanas hemos observado cómo se adoptaban en Madrid medidas contra la contaminación atmosférica, consistentes en restringir el aparcamiento en el centro de la ciudad, reducir la velocidad máxima de circulación e incluso se ha llegado a limitar el acceso al centro a la mitad de los coches. Todo ello orientado a contaminar menos para así mejorar la calidad del aire que respiramos.

Cierto es que si vives en una localidad de la costa o una ciudad poca poblada, contaminar menos no es algo que te preocupe especialmente, pero creemos que se ha de tener una mínima conciencia ecológica en este sentido. Te proponemos por ello algunas iniciativas o cambios de hábito que pueden ayudar a que, entre todos, consigamos un aire más limpio y libre de contaminantes.

contaminar menos

Contaminar menos en 5 sencillos pasos; cuestión de voluntad.

1.- Para contaminar menos, camina o recurre a la bicicleta siempre que te sea posible. No tiene mucho razón de ser que cojamos el coche para ir a comprar el pan a la esquina. O que conduzcamos un kilómetro hasta el gimnasio; si se trata de ir a hacer ejercicio, ¿por qué no calentar los músculos dando un paseo?

2.- Usa el transporte público, que para eso está. ¿No prefieres leer un buen libro o ir contemplando el paisaje, en lugar de estar atrapado en un atasco dentro de tu vehículo particular? Contaminar menos implica que recurras más al autobús y al metro, siempre que te sea posible.

3.- Comparte el coche. Si no existe una buena alternativa de transporte público para, por ejemplo, llegar hasta tu lugar de trabajo todas las mañanas, ¿por qué no compartes el coche con otros compañeros? Os podríais turnar y, de este modo, reducir el coste de transporte de todos vosotros. Además, es una manera muy eficaz de contaminar menos.

4.- Haz un buen mantenimiento de tu coche. Un vehículo mal mantenido, es probable que consuma más y que contamine también más. Procura seguir las recomendaciones del fabricante en cuanto a mantenimiento, cambios de aceite, líquidos y neumáticos.

5.- Conduce de manera eficiente. Está demostrado que una conducción poco agresiva y sin acelerones te ayuda a consumir menos combustible y, en consecuencia, a contaminar menos. ¿Por qué no intentas salir un poco antes de casa para poder conducir sin prisa hasta tu destino?