Conducir eficientemente; bueno para el medioambiente

La semana pasada te dábamos algunos consejos generales sobre cómo contaminar menos, ofreciéndote información al respecto para los diferentes ámbitos de tu vida. Hoy queremos ahondar en uno de ellos, a saber, el de la conducción, y ofrecerte información muy valiosa sobre cómo conducir eficientemente. La buena noticia es que con ello no sólo contaminas menos y liberas menos partículas contaminantes a la atmósfera; también gastas menos dinero en gasolina.

 

conducir eficientemente

Conducir eficientemente; bueno también para tu bolsillo

1.- Nunca pises a fondo. Salvo que seas piloto de carreras o que se deba a una emergencia, ¿cuándo es realmente necesario pisar a fondo el acelerador de tu vehículo? No tiene mucho sentido salir a toda velocidad de un semáforo cuando es probable que debas detenerte en el siguiente cruce. Procura acelerar progresivamente y pisa el pedal con suavidad, de manera gradual. El motor de tu coche lo agradecerá, particularmente si está frío.

2.- Intenta mantener una velocidad constante. Conducir eficientemente implica que busques una velocidad a la que estés cómodo, para el tráfico y las circunstancias que te rodean, e intentes no variarla demasiado. Muchos coches vienen equipados hoy día con un botón de “velocidad de crucero”, precisamente para cumplir esta función. De esta manera, se reduce mucho el consumo de tu vehículo.

3.- Mantente alerta. Precisamente para no tener que estar frenando y acelerando repetidamente, es preciso que estés alerta y que te anticipes a los cambios que suceden a tu alrededor. Por ejemplo, si más adelante el tráfico está detenido, ¿tiene sentido que te dirijas hacia allí a toda velocidad? Nunca olvides tampoco mantener una adecuada distancia de seguridad.

4.- No pises el freno innecesariamente. Siguiente el ejemplo anterior, si has anticipado que deberás detenerte unos metros más adelante, ¿por qué no levantar el pie del acelerador y permitir que el coche vaya reduciendo velocidad por sí mismo? ¿Por qué acelerar hasta llegar a un semáforo en rojo para luego tener que pisar el freno? Esta manera de conducir eficientemente es buena además para el desgaste de neumáticos y frenos. Gastarás menos dinero en mantenimiento y conservación de tu coche.

5.- Sal antes de casa. Éste es un último consejo que no tiene que ver realmente con el acto de conducir eficientemente, pero está muy relacionado. Si salimos antes de casa y nos planificamos un poco mejor, no llegaremos tarde a los sitios, y no tendremos que correr tanto con el coche. Tiene lógica, ¿verdad?