Cómo hacer sitio en tu casa

Tanto si quieres hacer sitio en tu casa porque has comprado un sofá o mueble nuevo, como si quieres hacer sitio simplemente porque necesitas que tu vivienda presente un aspecto más desahogado, como si no tienes más remedio que deshacerte de algunas cosas porque te vas a mudar a una casa más pequeña; has llegado al sitio adecuado.

En el post de hoy vamos a darte algunos consejos que harán que tu casa parezca más grande, casi por arte de magia…¿o se trata simplemente de hacer sitio organizándose un poco? Veámoslo.

 

hacer sitio

 

Hacer sitio no se trata de hacer magia

  • Para empezar y aunque ya hemos abundado en ello en muchos otros posts; deshazte de los trastos, muebles y objetos que no necesites. Puedes venderlos, donarlos o regalarlos pero, si ya no los necesitas, no tiene sentido que los tengas en casa.
  • Usa organizadores y percheros en las puertas. Todos tenemos puertas en casa pero no solemos sacarles provecho. Existen unos organizadores que se cuelgan de las puertas y permiten meter zapatos, toallas o ropa, ahorrándote mucho espacio de armarios o zapateros.
  • ¿Tienes bicicleta? En caso afirmativo, sabrás que ocupan mucho espacio en casa y no todos disponemos de un trastero en el que guardarla; ¿has pensado en hacer sitio empleando un gancho o barra de pared? Si cuelgas la bicicleta ganarás mucho espacio y ésta no molestará en absoluto. Aquí tienes un ejemplo interesante, que además ilustra esta entrada.
  • Intenta que los muebles cumplan una doble función. En lugar de usar una mesa de centro o mesa de café convencional, ¿por qué no hacer sitio y usar un baúl de viaje como mesa? De este modo, podrás guardar en él —por ejemplo— las maletas que apenas utilizas y que, de otro modo, ocupan tanto espacio en casa. Usa la imaginación para buscar los diferentes usos que pueda tener un mismo mueble.
  • Piensa siempre en vertical. No solamente tienes un suelo en tu vivienda; ¡tienes también muchas paredes! Usa estanterías y repisas para guardar libros, adornos y posesiones de toda índole. Las paredes suelen estar muy mal aprovechadas pero hay que intentar pensar en tres dimensiones; ¡verás qué cambio!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *