Los mitos sobre las subastas de trasteros

Sería difícil que no hubieras topado en alguna ocasión con los programas sobre subastas de trasteros que emiten a todas horas en televisión. Programas que vienen de los EE.UU., en los que se hace seguimiento a determinados personajes “subasteros” que pugnan por hacerse con el contenido de los trasteros cuyos arrendatarios han dejado de pagar el alquiler. Las subastas de trasteros son posibles en EE.UU. porque la ley está hecha así; si no pagas el alquiler, con relativa facilidad y rapidez se subasta el contenido. En España no es tan fácil, hoy por hoy.

Pero lo que sorprende de estos programas es que en todos los trasteros se encuentran artículos increíbles y en ocasiones puede parecer que todo está un poco “preparado”, por decirlo de manera discreta. Con este motivo hemos querido adentrarnos en el mundo de las subastas de trasteros en TV para desmontar algunos de sus mitos.

subastas de trasteros

Subastas de trasteros; no es oro todo lo que reluce

1.- En todos los trasteros hay cosas de valor. Falso. Según los expertos en la materia, por supuesto que se pueden encontrar artículos increíbles, pero nunca con tanta frecuencia como sucede en televisión. Por este motivo, sólo se puede concluir que los productores de estos programas son bastante “creativos”.

2.- Las empresas de trasteros se quedan las cosas de valor antes de las subastas. Falso. Ahora bien, pueden darse excepciones, por supuesto. Tengamos en cuenta que las subastas de trasteros son siempre el último recurso; los operadores de los trasteros preferirían cobrar el alquiler en tiempo y forma.

3.- Todas las subastas de trasteros son presenciales. Falso. Hoy en día, existen multitud de plataformas de subastas online, para las que no es necesario estar físicamente allí.

4.- Los subastadores de trasteros se llevan grandes beneficios con la venta. Falso. Aunque parezca mentira, cuando se subasta un trastero, el subastador se queda una parte de los ingresos, correspondiente al alquiler debido y a los gastos de gestión, pero el resto se le devuelve al arrendatario.

5.- En las subastas de trasteros, los compradores se quedan con todo su contenido. Falso. Aunque esto sí sea así en la teoría, en la práctica y por cortesía, los objetos personales, tales como fotografías o recuerdos, son devueltos al subastador para que a su vez se le haga llegar a los arrendatarios deudores.