Cómo recuperar muebles deteriorados │ Recogida Muebles Gratis

Si te interesa el mundo de la recogida de muebles, es probable que te interese también todo lo relativo a recuperar muebles, en el sentido de restaurarlos y devolverlos a su gloria pasada. Quizá sueñes con encontrar una joya olvidada en algún mercadillo o tienda de segunda mano, para luego hacerla renacer nuevamente con todo su esplendor de antaño, gracias a tus “cuidados intensivos”.

En el post de hoy queremos darte algunos consejos para ayudarte a recuperar muebles sin que necesariamente seas un experto. Porque, aunque nuestra empresa se dedica a la recogida de muebles gratis, creemos que ciertos enseres y piezas de mobiliario merecen una segunda oportunidad, antes de que decidas deshacerte de ellos.

 

recuperar muebles

Recuperar muebles en 5 sencillos pasos

1.- Asegúrate de que dispones del tiempo necesario para acometer el proyecto. Dependiendo por supuesto del tipo de restauración, ¿tienes claro que podrás dedicar las horas que requiere? ¿Tienes obligaciones personales o familiares que te lo podrían impedir? Piénsalo bien antes de lanzarte a la aventura.

2.- La labor de recuperar muebles debe empezar por una correcta investigación del objeto que pretendes restaurar. ¿Qué valor tiene? ¿Tiene logos o marcas distintivas? ¿Puedes llegar a afectar a su valor con una mala restauración? ¡Como la del Ecce Homo!

3.- Elabora un presupuesto del proyecto. ¿Cuánto dinero vas a tener que invertir en materiales y herramientas? ¿Merece la pena el gasto dado el valor actual del mueble? ¿El valor es sentimental o puramente material? A la vista del presupuesto, quizá no compense que abordes el trabajo…

4.- Intenta conocer el aspecto original del mueble o madera a la que te enfrentas. Puede que un mueble sea más oscuro de lo que creías en un principio, o más claro. Si la pieza que vas a recuperar está barnizada o pintada, tendrás que lijar una pequeña zona para conocer su color original. Entonces podrás valorar su idoneidad para tu proyecto.

5.- Recuperar muebles ha de hacerse con todas las medidas de seguridad que correspondan. Recuerda usar siempre gafas protectoras y guantes en la medida de lo posible; especialmente si estás trabajando con herramientas afiladas y productos químicos.

 

Recogemos muebles viejos

¿Quién ha dicho que un mueble usado ya no puede tener otro destino que el contendedor de la basura o el punto verde? En Recogida Muebles Gratis creemos firmemente que los muebles y enseres usados no tienen por qué terminar siendo desechados, destruidos o quemados. Consideramos que el hecho de que un objeto tenga ya un cierto uso o de que haya pasado de moda, no es razón suficiente para descartarlo completamente. Es por ello que, desde nuestra empresa, recogemos muebles viejos, sin coste, siempre y cuando éstos sean susceptibles de nuevo uso.

 

recogemos muebles viejos

 

Recogemos Muebles Viejos; ¡viejo no significa inútil!

En Japón, la vejez de las personas es una condición respetada por todos y a los ancianos se les arropa y mima. En dicho país consideran que la experiencia de las personas mayores es un tesoro que ha de cuidarse; son muchos los conocimientos y lecciones que la gente de la tercera puede compartir.

Lamentablemente, en occidente no cuidamos tanto de “los abuelos y abuelas” y tendemos a arrinconarlos cuando ya no tienen una utilidad muy aparente o concreta. Del mismo modo, desechamos cualquier cosa u objeto que ya no nos sirve.

Cuando recogemos muebles viejos practicamos de algún modo la filosofía de “la segunda oportunidad”. Recogemos muebles viejos porque consideramos que éstos podrán tener muchas «horas de vuelo», pero no por ello son necesariamente inservibles. Precisamente si han durado en el tiempo puede deberse a que disfrutan de ciertas virtudes de robustez y practicidad, haciendo que su desecho no tenga un fundamento lógico.

Recogemos muebles viejos para que un tercero pueda hacer uso de los muebles y enseres descartados por otros pero que todavía cumplen sus funciones con dignidad. La recogida en estos casos es además gratuita.

Ponte en contacto con nosotros a través de nuestro formulario y haznos llegar fotos de tus muebles y enseres; ¿por qué no darles una segunda oportunidad?

Muebles de segunda mano; ¿por qué comprarlos?

La semana pasada te prometíamos abordar los motivos por los que a veces es preferible comprar muebles de segunda mano y, fieles a nuestra promesa, ésta es nuestra intención de hoy. Vamos a darte algunas muy buenas razones para no estrenar muebles cada vez que tengas la inquietud de comprar algo nuevo para la casa.

 

razones para comprar muebles de segunda mano

 

Muebles de segunda mano; ¡una compra con mucho sentido!

1.- Son más baratos

Los muebles de segunda mano son en casi todos los casos más baratos y permiten que no tengas que romper la hucha ni empeñarte cuando tengas que redecorar. Los muebles de segunda mano son muchas veces más sólidos que los muebles de hoy en día y no tienen realmente nada de malo.

Lo único que caracteriza a los muebles de segunda mano es que ya no son queridos o deseados por sus dueños anteriores, bien sea porque han decidido cambiar de estilo, mudarse a una casa más pequeña o incluso porque hayan fallecido.

2.- Son buenos para el medio ambiente

La compra de muebles de segunda mano es un acto muy responsable para con el medio ambiente; ¿sabes cuánto reduces tu huella de carbono cuando los compras? Piensa en la materia prima que se ahorra, en los costes de transporte y en las emisiones de CO2 que se dejan de producir cuando compras muebles de segunda mano. Existe el dicho siguiente: “la basura de un hombre es el tesoro del siguiente”; ¿quién sabe los tesoros que puedes encontrar en tiendas de segunda mano?

3.- Permiten crear tu propio estilo

¿Has ido alguna vez a cenar a casa de unos amigos para descubrir que muchos de sus muebles son idénticos a los tuyos? Esto se debe básicamente a que compráis en la misma tienda, junto con otros millones de fieles consumidores; ¿no te apetece variar un poco y diferenciarte de los demás? Los muebles de segunda mano te permiten hacer precisamente esto, evitando que el salón de tu casa se parezca a la sección de sofás del IKEA.

4.- Su calidad es indiscutible

Son pocos los productos de hoy día que superan en calidad a los de antaño y los muebles de segunda mano no son una excepción. Simplemente no se fabrican como los de antes. Piénsalo; los muebles de segunda mano siguen de una pieza precisamente porque son sólidos y han resistido el paso del tiempo; ¿necesitas mayor garantía de su calidad?

Seguidamente, cuando compras este tipo de mobiliario, cualquier defecto de fabricación que hubiera tenido, ya se habría presentado, por lo que es todavía más difícil equivocarte en la compra.

5.- La emoción de la caza

¿No crees que tiene más emoción buscar y rebuscar por diferentes tiendas de segunda mano o rastrillos que acudir directamente a la gran superficie correspondiente? La búsqueda de muebles de segunda mano tiene un componente de aventura y descubrimiento difícil de conseguir en una compra tradicional.

Es probable también que una vez detectada una pieza interesante, puedas negociar el precio con su vendedor y acercarte mucho al precio que mejor se adapta a tu bolsillo.

6.- Forman parte de la historia

¿No te parece interesante que los muebles de segunda mano hayan sido utilizados anteriormente por otras personas o familias, durante años o quizá décadas? Quizá esto sea precisamente lo que no te gusta de los muebles de segunda mano pero una vez limpiados, no hay motivo para ser escrupulosos.

Los muebles de segunda mano son un pequeño pedazo de historia que merecen ser mantenidos y conservados; ¿por qué han de terminar en el vertedero si pueden servirte a ti y, por qué no, a las futuras generaciones de tu familia?