Tiendas de segunda mano; ¿por qué triunfan?

Las tiendas de segunda mano —tiendas second hand— están proliferando poco a poco. No es raro encontrarlas en la esquina de cualquier barrio o ciudad. Pero está ocurriendo algo sorprendente. Las tiendas de segunda mano antes se asociaban con organizaciones sin ánimo de lucro, organismos relacionados con la iglesia o incluso con la beneficencia, pero ya no. ¿Qué es lo que está cambiando? ¿Por qué están teniendo éxito todo tipo de tiendas de segunda mano?

A continuación, exploramos algunos de los motivos que han convertido las tiendas second hand en una forma de consumo cada vez más generalizada.

tiendas de segunda mano

Tiendas de segunda mano; una en cada esquina

  • Los patrones de consumo están cambiando. Las personas ya no necesitan estrenar algo nuevo en todo momento. Se empiezan a entender y apreciar las tres erres de la ecología, en función de las cuales se valora el hecho de reducir, reciclar y, por encima de todo, el de reutilizar.
  • Las tiendas de segunda mano están de moda. Muy directamente relacionado con el punto anterior, este tipo de negocio se ha convertido en tendencia. Comprar en tiendas de segunda mano ya no se hace solamente por necesidad.
  • Los precios de las tiendas second hand son muy competitivos. Qué duda cabe que los precios que ofrecen este tipo de tiendas son muy difíciles de mejorar.
  • El rango de productos que ofrecen las tiendas de segunda mano es cada vez más amplio. En muchas ocasiones se cree que estas tiendas sólo venden ropa vieja, pero esto está cambiando a pasos agigantados. Sí, se vende mucha ropa en las tiendas de segunda mano, pero también muebles, electrodomésticos, artículos electrónicos, productos para el ocio y el deporte e incluso objetos de decoración.
  • Lo vintage está de moda. El público empieza a apreciar cada vez más los productos que gozan de cierta “solera”. Artículos antiguos o vintage llenan los estantes de las tiendas second hand, a la espera de ser adquiridos por una nueva generación de compradores.