Reciclaje navideño; no bajemos la guardia

Otro año más se nos echa encima la navidad y todos nos contagiamos de la fiebre consumista. Nos lanzamos a los centros comerciales para comprar regalos, con la secreta esperanza de que también recibamos alguno a cambio.

Una consecuencia directa de que aumente el número de regalos es que aumenta también el número de residuos, bajo la forma de cajas, envoltorios, plásticos y cartones; hoy queremos darte algunas pautas para llevar a cabo el reciclaje navideño de la manera más sostenible posible.

 

reciclaje navideño

 

¡El reciclaje navideño no es diferente al reciclaje normal!

Evita el papel de envolver brillante

Es uno de los errores más comunes que cometemos; nos decantamos por los papeles laminados de colores, los más vistosos. Es habitual por ello que, en los días posteriores a las fiestas navideñas, encontremos los contenedores de reciclaje llenos de este tipo de material. Lamentablemente, los papeles de envolver satinados son precisamente los más difíciles de reciclar o, directamente, no son reciclables en absoluto. Esto incluye los lazos, cintas y adornos que también empleamos.

Es mucho mejor recurrir a papel de periódico o a las típicas bolsas para regalo (de papel o de cartón) que además pueden volver a utilizarse. Existe incluso papel de envolver natural reciclable (y biodegradable), incrustado con semillas, de modo que abierto el regalo puedes directamente enterrar el papel en el jardín de tu casa y esperar que broten las plantas correspondientes.

No seas vago y ocúpate de las cajas

A todos nos pasa. Durante las fiestas nos llueven los regalos y se nos llena la casa de cajas vacías que hemos de llevar al contenedor del reciclaje. Muchos sentimos la tentación de dejar las cajas al lado del contendedor normal, o al lado de contenedor de reciclaje, pero sin introducirla dentro del mismo; ¿por qué? Pues básicamente porque para ello hay que romper o deshacer la caja, para que ésta quepa por las ranuras del contenedor, y parece que nos cuesta hacerlo.

Hagamos lo posible por introducir todo el cartón dentro de los contenedores y asegurémonos de que todo se recicla. Hagamos un reciclaje navideño responsable.

Los platos y vasos de cartón no son reciclables

Los vasos y platos de cartón no son reciclables, aunque parezca lo contrario. El motivo es que están fabricados de un cartón tan desestructurado (reciclado ya muchas veces) que no es posible volver a reciclarlos. Por ello no pueden formar parte del reciclaje navideño.

Lo mismo aplica para las servilletas y pañuelos de papel; todo ha de ir a la basura convencional, junto con nuestros restos orgánicos.

En cuanto a los vasos y cubiertos de plástico, depende mucho del fabricante. En algunos casos sucede algo similar al cartón desestructurado; el plástico ya ha llegado al final de su vida útil y no puede ser reciclado. En otros casos sí es posible. Consulta las instrucciones del fabricante.

Enjuaga bien los envases de cristal, ¡pero no exageres!

Para el reciclaje navideño de cristal, procura que los botes y botellas queden bien vacíos de todos los restos, pero no hace falta que los friegues ni que los metas en el lavavajillas. Haz una limpieza superficial, pero ten en cuenta que no tiene ningún sentido (sentido medioambiental) gastar agua en limpiarlos; ya se ocuparán de ello en la planta de reciclaje.

No limites el reciclaje navideño a la cocina

Existen una tendencia en muchos hogares a limitar el reciclaje solamente a los residuos de la cocina pero, ¿qué pasa con el resto de la casa? Es habitual que la basura del baño, o del despacho, vaya todo a la basura general, sin preocuparnos mucho de seleccionar.

Una idea que te proponemos es la de colocar contenedores/papeleras adicionales de papel/plástico en otras partes de la casa, no sólo para que sea cómodo hacerlo, sino también para recordarnos que debemos hacerlo.

Evita las bolsas de plástico y nunca las tires al contender del reciclaje

No nos cansaremos de decirlo, pero las bolsas de plástico (las típicas bolsas de supermercado) no han de ir al contenedor de plástico. Las bolsas atascan las máquinas y sistemas de reciclaje y dificultan muchos los trabajos en las plantas de reciclaje. Si puedes, reutiliza las bolsas todo lo que puedas y procura emplear bolsas más permanentes, de tela o sintéticas.

Y por útlimo quisiéramos despedirnos felicitando las fiestas a los clientes de Recogida Muebles Gratis y a los lectores de este blog. Esperamos de corazón que todos aspiremos a seguir mejorando, como personas individuales, como integrantes de nuestras familias, como miembros de una sociedad y como seres responsables de un medioambiente debilitado, por el que todos debemos seguir luchando.

Feliz Navidad a todos.