Reciclar materiales de construcción

Hay un dato que quizá no conozcas, entre otros motivos porque pasa casi desapercibido; prácticamente un tercio de la basura no reciclada en el mundo proviene del sector de la construcción. Te puedes imaginar entonces que cualquier esfuerzo por reciclar materiales de construcción es bienvenido, razón por la que queremos dedicarle a este tema un pequeño apartado en nuestro blog.

reciclar materiales de construcción

Es especialmente relevante cualquier iniciativa en este sentido dado que muchos materiales de construcción contienen sustancias perniciosas, muy peligrosas para el ser humano o para el medioambiente en el caso de no ser tratadas convenientemente. Por ejemplo, el plomo en contacto con el agua convierte a ésta en tóxica. La escayola que se deja en los vertederos termina por descomponerse y convertirse en sulfuro de hidrógeno, un gas venenoso. Es pues vital reciclar materiales de construcción y nunca verter escombros en los lugares inapropiados.

Reciclar materiales de construcción; una prioridad

1.- Integrar los materiales viejos en las construcciones nuevas

Es una de las maneras más inteligentes de reciclar materiales de construcción y tiene mucho sentido; ¿por qué tirar toda una construcción vieja si partes de ella se pueden aprovechar? Ciertos muros, materiales y elementos pueden formar parte del nuevo proyecto, aportándole incluso un toque especial y diferente.

2.- Construir con dimensiones estándar

¿Por qué en lugar de reciclar materiales de construcción no se hace un esfuerzo por generar menos desechos desde el principio? Si arquitectos y constructores proyectan los edificios empleando medidas estándar, será menos necesario adaptar y cortar los materiales nuevos, generando con ello menos producto sobrante.

3.- Localizar la planta de reciclaje local

Reciclar materiales de construcción es muchas veces ignorado porque no se sabe bien dónde llevarlos, pero es evidente que cuanto más cómodo y fácil resulte el proceso, más probable será que los desechos terminen en el lugar adecuado. En cada municipio o ciudad existe un punto de recogida por lo que no deberían existir excusas en este sentido.

4.- “Deconstruir” en lugar de demoler

Si de verdad queremos reaprovechar materiales y elementos de una obra o edificio, es importante provocar el menor daño posible en el proceso de demolición. Empleando las técnicas adecuadas esto es posible y se pueden reintegrar los materiales viejos en construcciones nuevas.

Le pedimos pues desde aquí a arquitectos y constructores que hagan un esfuerzo por reciclar materiales de construcción en lugar de partir de cero con cada nuevo proyecto; es en beneficio de todos e incluso tiene bastante sentido económico hacerlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *