Regalos sostenibles; la mejor opción para estas navidades

Hemos escrito multitud de posts en nuestro blog sobre la necesidad de reducir el consumo, sobre las bondades del mercado de segunda mano, sobre las tres erres de la ecología y sobre cómo es importante que aprendamos a vivir con menos. El dicho es conocido por todos; no es más rico el que más tiene, sino el que menos necesita. Con esta excusa, hoy queremos hablarte de los regalos sostenibles.

Porque, reconozcámoslo, la cultura existente de regalar “a diestro y siniestro” es a veces insalvable, particularmente cuando tenemos niños pequeños en casa o personas a nuestro alrededor que sabemos que nos van a regalar “algo” en Navidad. Ello nos obliga a hacer el desembolso recíproco correspondiente para que todos queden contentos.

Ahora bien, si no queremos contribuir al deterioro del medioambiente con la compra de más artículos y productos fabricados y envueltos en plásticos y materiales poco respetuosos con nuestro entorno, siempre nos queda la opción de los regalos sostenibles. Veamos algunos ejemplos.

 

regalos sostenibles

Ejemplos de regalos sostenibles

Es posible que, sin saberlo, ya hayas hecho regalos sostenibles en el pasado, pero aquí tienes algunos ejemplos prácticos. En la mayoría de las ocasiones, este tipo de regalos tendrán una acogida mejor todavía que la de los regalos “normales”, si se nos permite la expresión.

  • Una cena para dos en un restaurante de moda
  • Un fin de semana en un spa o en balneario
  • Un vale para un tratamiento de belleza
  • Unas clases de tenis
  • Unas entradas para el teatro, la ópera o un concierto de rock
  • Un mes de gimnasio

Si te fijas, esta lista de regalos sostenibles se compone exclusivamente de “experiencias”, en lugar de productos, artículos y cosas. Es muy probable que dichas experiencias sean recordadas con más cariño y durante más tiempo que cualquier otro detalle que puedas tener con la persona a la que regalas.