Restaurar muebles de madera en seis fáciles pasos

Restaurar muebles de madera en seis fáciles pasos.- En Recogida Muebles Gratis somos enérgicos defensores de las tres erres y somos también incansables en la divulgación de su significado; Reducir, Reutilizar y Reciclar. Hoy queremos centrar la atención en la segunda erre, enseñándote cómo reutilizar y restaurar muebles de madera en seis fáciles pasos.

Se trata de reutilizar ese mueble que no sabes bien qué hacer con él pero que, en el fondo, sabes que todavía tiene potencial. Quizá estés pensando en regalarlo o venderlo; ¿por qué no intentamos primero devolverlo a la vida? Podrías descubrir un hobby y hasta puede que consigas más dinero por el mueble si finalmente decides venderlo, una vez restaurado y arreglado.

Veamos pues cómo restaurar muebles “para tontos”, ¡si se nos permite la expresión!

 

restaurar muebles

 

Restaurar muebles está a tu alcance

1.- Elimina el viejo acabado. Es probable que el mueble en cuestión tenga una capa antigua de barniz o pintura que deberás eliminar con un decapante; ¿qué es un decapante? Se trata de un producto químico que disuelve el acabado previo de la madera. Busca el que mejor se adapte a tus necesidades en cualquier tienda de bricolaje y sigue siempre las instrucciones del fabricante. Sé paciente y respeta los tiempos indicados para que el producto haga efecto.

2.- Culminado el paso anterior, con papel de lija deberás rebajar y suavizar toda la madera, buscando una capa inferior más sana. La calidad del acabado final va a depender en gran medida del cuidado que tengas en el lijado por lo que tómate tu tiempo y consigue la mayor suavidad que puedas.

3.- El tercer paso para restaurar muebles es aplicar un buen sellador. Se trata de un producto que ayudará en la fijación del barniz o pintura que apliquemos, además de protegerla frente a la humedad u otros agentes externos. De nuevo, sigue estrictamente las recomendaciones del fabricante, sobre todo en cuanto a los tiempos de secado.

4.- Aplicado el sellador, usa una lija de grano fino para igualar el acabado y suavizar toda la superficie. Al igual que en el paso 2, es importante esmerarte en el lijado para conseguir unos resultados óptimos.

5.- Aplicar el tinte que corresponda. Restaurar muebles puede significar que quieras devolverles su color original. Con un buen tinte para madera conseguirás precisamente esto.

6.- Ahora sólo te queda aplicar el barniz… ¿o te vas a atrever a pintarlo de otro color completamente diferente? Si éste es el caso, todavía estás a tiempo de hacerlo. Pero el tema de la pintura lo trataremos otro día…

Limpieza ecológica; ¡líbrate de los productos químicos!

En Recogida Muebles Gratis el respeto por el medioambiente es uno de nuestros valores centrales e intentamos siempre transmitir información e iniciativas en línea con este compromiso. Hoy queremos ofrecerte algunas alternativas ecológicas y caseras a los productos de limpieza habituales, muchos de los cuales están cargados de productos tóxicos y muy perjudiciales para nuestra salud. Hoy toca la limpieza ecológica.

Una estadística dice que en el hogar medio hay más de 400 productos químicos y que es mucho más probable que éstos nos provoquen una enfermedad —como el cáncer— que el aire contaminado del exterior. Te dejamos pues con esta lista de productos de limpieza ecológica de fabricación casera. al alcance de cualquiera de nosotros y que podemos fabricar por nuestra cuenta, con sólo un poco de voluntad.

 

limpieza ecológica

 

Limpieza ecológica; como lo hacían nuestras abuelas

  • Suavizante de lavadora. En lugar de un suavizante convencional, puedes echar ¼ de taza de vinagre blanco a la lavadora durante el centrifugado. No lo mezcles con lejía, que en cualquier caso no deberías echar a la lavadora.
  • Para la limpieza ecológica de tus cristales, mezcla ¼ de cucharilla de detergente natural para lavavajillas con 3 cucharadas de Vodka. Añade unas gotas de limón para conseguir una esencia agradable e introduce todo en una botella vaporizadora, mezclado con agua.
  • Si necesitas un producto multiuso para la limpieza ecológica, añade y mezcla ½ cucharada de detergente en polvo, un poco de jabón líquido natural y 2 tazas de agua caliente a una botella vaporizadora.
  • Para la limpieza ecológica de tus muebles de madera, mezcla ½ cucharada de aceite de oliva con ¼ de taza de vinagre blanco o zumo de limón. Aplica la mezcla con un paño sobre las superficies a limpiar.
  • La limpieza ecológica del horno es muy fácil; espolvorea el horno con bicarbonato sódico y luego aplica agua en spray. Después de reposar 8 horas, limpia y retira con un cepillo el producto restante.
  • Para la limpieza ecológica de la plata, emplea una pasta de dientes natural, de la que no lleva bicarbonato sódico; ¡el bicarbonato puede rayar la plata! Puedes usar un cepillo de dientes viejo para aplicarlo y luego un paño suave para el acabado final.

Gracias a la limpieza ecológica muchos productos químicos desaparecerán de tu hogar; ¿no crees que merece la pena?

Cómo mejorar tu reciclaje

Nunca está de más hacer hincapié en las medidas que puedes adoptar para, no solamente empezar a reciclar sino para mejorar tu reciclaje. La realidad es que cada vez se recicla más pero no está claro que todos sepamos hacerlo adecuadamente. Vamos pues con ello.

 

mejorar tu reciclaje

Mejorar tu reciclaje; consejos básicos

1.- Nunca pierdas de vista las tres erres de la ecología; reducir, reutilizar y reciclar. No nos extenderemos aquí porque ya lo hemos tratado, pero es un punto de partida imprescindible si lo que quieres es mejorar tu reciclaje.

2.- Conoce bien las reglas de reciclaje de tu comunidad autónoma. El color de los contendores y lo que se puede tirar en ellos puede variar de un lugar a otro, por increíble que parezca.

3.- Para mejorar tu reciclaje, intenta comprar productos reciclados. Es una de las maneras más responsables de participar en la sociedad de consumo de hoy día.

4.- Recicla tu agua. Dependiendo de dónde vivas esto no será siempre posible pero, si vives en una casa independiente, has de saber que es posible reaprovechar el agua de la ducha para llenar la cisterna del wáter, o incluso para riego. Es una manera muy ecológica de ahorrar y de respetar el medioambiente.

5.- Practica el composting. No hay nada nuevo bajo el sol y ya hemos cubierto el compostaje pero, no lo olvides si quieres mejorar tu reciclaje.

6.- Recuerda que los artículos electrónicos y las pilas son extremadamente perjudiciales si no son reciclados convenientemente. Infórmate bien de cómo deshacerte de ellos del modo más sostenible posible.

7.- Anticípate y compra sólo productos que sean reutilizables o fácilmente reciclables. Evita comprar artículos con grandes envoltorios de plástico. Mejorar tu reciclaje empieza incluso antes de tomar la decisión de compra, a través de un consumo responsable.

8.- No acumules cosas que no necesitas pero nunca tires nada; la mejor opción es donar o regalar aquello que no necesitas a alguien que pueda hacer uso de ello de ello.

¿Te animas entonces a intentar mejorar?

Tendencias del reciclaje

Vivimos tiempos extraños y acelerados, en los que las tendencias (sean del tipo que sean) van y vienen de la noche a la mañana. Existen además opiniones muy polarizadas sobre todo, en el sentido de que para cualquier asunto o cuestión, hay sentimientos muy a favor pero también muy en contra. La práctica de la ecología no está exenta de ello, motivo por el que hoy queremos hablar sobre las tendencias del reciclaje.

 

tendencias del reciclaje

 

Aunque el reciclaje es una tendencia de largo plazo que cada día va a más, todavía tiene sus detractores. Los hay que afirman que todos los desechos que separamos en casa, van a parar al mismo vertedero. Los hay también que dicen que se necesitan muchos más recursos y personal para separar y clasificar la basura en las plantas de reciclaje que para tratar la misma basura en vertederos convencionales. Vaya por delante que no es nuestra intención entrar en la polémica. Exponemos a continuación las tendencias del reciclaje y que cada uno saque sus propias conclusiones.

Tendencias del reciclaje; al alza

  • Cada vez generamos más residuos electrónicos y éstos son extremadamente tóxicos, debido a sus baterías y componentes. La comunidad internacional es cada vez más consciente de ello pero esto representa uno de los grandes problemas de las tendencias en reciclaje.
  • Casi la mitad de la basura que existe en las calles de todo el mundo son colillas de cigarrillo. Las ciudades están atacando este problema de frente, implementando programas específicos para concienciar a la ciudadanía que fuma sobre lo pernicioso que es tirar colillas al suelo. También se están impulsando programas para incrementar su reciclado.
  • Incremento del compostaje. Es una de las tendencias del reciclaje estrella. En la misma medida que avanzan los huertos urbanos, lo hacen las plantas de compostaje. Hemos escrito sobre ello en una entrada anterior, pero debía mencionarse nuevamente aquí.
  • Crecen los plásticos biodegradables. Aunque el mercado para ello está todavía en fase embrionaria, había que mencionarlo como una de las tendencias en reciclaje. Se trata de plásticos más fácilmente reciclables, compuestos de resinas con base biológica.

¿Y tú? ¿Estás a favor o en contra del reciclaje?

Una ciudad más limpia; ¿es realmente una utopía?

Empieza a ser habitual que en ciudades de todo el mundo se pongan en marcha los protocolos anti-contaminación cada vez con más frecuencia, fruto del abuso del transporte privado, casi de manera exclusiva. Si todos aprendiéramos a hacer un uso más coherente del coche, disfrutaríamos de una ciudad más limpia, pero parece que no aprendemos la lección.

Ello a pesar de las advertencias que se nos hacen desde las autoridades sanitarias relativas a lo nocivo que es el aire que respiramos. Pero no importa; valoramos más ir cómodamente sentados en los asientos de nuestros automóviles y que prácticamente no tengamos que pisar el suelo hasta llegar al todavía más cómodo asiento de nuestro lugar de trabajo.

Y no sólo esto. Los ciudadanos nos comportamos de muchas otras formas poco coherentes o poco respetuosas con el medio ambiente, haciendo imposible llegar a unos mínimos niveles aceptables de calidad del aire, limpieza y sostenibilidad, consiguiendo que una ciudad más limpia sea prácticamente una utopía.

Debido a ello hoy queremos ofrecerte algunos consejos prácticos que te ayudarán a arrimar el hombro en la casi titánica empresa de conseguir una ciudad más limpia. Se trata de un esfuerzo a realizar entre todos y en el que cada aportación cuenta, por pequeña que sea.

ciudad más limpia

Una ciudad más limpia; un trabajo en equipo

1.- Usa la bicicleta. Particularmente en ciudades como Madrid o Barcelona, en los que usar la bici es cada vez más práctico, ¿por qué no aparcas el coche y optas por esta alternativa tan saludable? Madrid en especial necesita tomarse un respiro y que desaparezca definitivamente la nube marrón-grisácea de contaminación que se puede ver en kilómetros a la redonda. Si no dispones de bicicleta, puedes optar por comprar una de iniciación a muy buen precio o, alternativamente, usar los servicios municipales de préstamo de bicis que encontrarás en muchas capitales de España. Tu salud te lo agradecerá y ayudarás a conseguir una ciudad más limpia.

2.- Usa el transporte público. Lo sabemos; en hora punta no es lo más cómodo y no siempre vas a conseguir sentarte, pero piensa en los beneficios para ti y para el medioambiente. Si evitas usar tu coche en favor del transporte público, estarás contaminando menos y probablemente gastando menos de lo que gastarías en gasolina. Harás algo de ejercicio (casi sin darte cuenta) y no tendrás que preocuparte por aparcar llegado a tu destino. Además no sufrirás del inevitable estrés provocado por los atascos.

3.- Camina. Todavía más ecológico que la bicicleta o el transporte público es caminar, simple y llanamente. Para muchos no será factible caminar hasta el lugar de trabajo pero para los que sí lo sea, ¿por qué no empezar a hacerlo uno o dos días a la semana? También puedes optar por bajarte del autobús o metro una o dos paradas antes y caminar el resto del camino. Mejorarás tu salud y favorecerás también una ciudad más limpia.

4.- Recoge los desechos de tu perro. El perro es tuyo por lo que sus desechos también. Es lamentable el estado de las aceras de las ciudades y todavía más asombroso es que existan algunos dueños de perros sean incapaces de recoger sus desechos. Las bolsitas para su recogida son muy baratas por lo que no valen excusas. Por una ciudad más limpia los dueños de perros han de comportarse cívicamente.

5.- No tires colillas al suelo o deja de fumar directamente. Otro de los grandes males en las ciudades son las colillas. Millones de ellas riegan las calles y parecen no acabarse nunca. Si eres fumador, ¿por qué no intentas dejar el hábito y, si no puedes, por qué no intentas apagar bien el cigarrillo y tirar la colilla a una papelera? Sin fumadores sería muy fácil conseguir una ciudad más limpia.

6.- No tires basura al suelo. Tampoco hay excusas. Si la papelera está llena, busca una que no lo esté y si no hay papeleras a la vista, guarda en un bolsillo lo que quieras tirar y te deshaces de ello en casa. Lo mismo aplica para la publicidad que te han dejado en el parabrisas del coche. No la tires al suelo sin más. Busca una forma de deshacerte de ella y piensa siempre en una ciudad más limpia.

7.- No tires toda la basura al mismo contenedor. Recuerda seleccionar las basura en función de sus características y practica siempre las tres erres de la ecología.

8.- No dejes los muebles viejos en la calle. Si dispones de muebles de los que te quieres deshacer, no los dejes sin más al lado de los contendedores de basura. Puedes llamar a una empresa como la nuestra y, si son susceptibles de un nuevo uso, pasaremos a recogerlos sin coste alguno para ti.

Propósitos de año nuevo sostenibles

Por fin parece que damos carpetazo al 2015 y llega ese momento del año en el que debemos marcarnos ciertas metas o propósitos para los próximos 365 días. Apuntamos a objetivos que nos hagan crecer como personas y que hagan el bien propio pero,  ¿por qué no también el ajeno? Esto último incluye nuestro medioambiente, y ésta es precisamente nuestra propuesta para hoy. Te queremos plantear algunas sugerencias de propósitos de año nuevo sostenibles, que obrarán en tu beneficio y en el de todos porque consisten en una mejor conservación del planeta sobre el que vivimos.

 

propósitos de año nuevo sostenibles

 

A continuación te exponemos pues algunos ejemplos de propósitos de año sostenibles. No se trata necesariamente de que los pongas todos en práctica, sino que empieces por objetivos realistas y que de verdad creas que vas a poder cumplir. Al fin y al cabo, Roma no se construyó en un día y se trata de ir dando pequeños pasos.

Propósitos de año nuevo sostenibles; nunca es tarde para ponerse a ello

1.- Intenta comer menos carne. Aunque hay mucha disparidad en las cifras, sí existe un gran consenso en que la ganadería es una de las principales responsables de las emisiones de gas invernadero, las cuales contribuyen directamente al calentamiento global. Existen estudios que afirman que la ganadería aporta el 15% de estos gases, pero también hay organizaciones que confirman cifras más cercanas al 50%. En cualquiera de los casos, está confirmado que si reduces tu consumo de carne, estarás reduciendo tu huella de carbono. Quizá no sea uno de los propósitos de año nuevo sostenibles más apetecibles, particularmente si eres un amante de la carne, pero cualquier esfuerzo que hagas, por pequeño que sea, es relevante.

2.- Reduce tu consumo de productos lácteos. El argumento es muy similar al del punto anterior. ¿Sabes la cantidad de agua que se necesita para producir un vaso de leche? Los expertos afirman que se pueden llegar a necesitar hasta doscientos litros de agua. El agua comienza a ser un bien muy escaso en el mundo y debemos empezar a concienciarnos sobre su uso responsable. Si no quieres o no puedes llegar al extremo de eliminar la leche de tu dieta por completo, elige un día de la semana y no tomes leche ese día. Recuerda que esto es sólo una sugerencia y que estos propósitos de año nuevo sostenibles requieren bastante compromiso y convicción.

3.- Limita el uso del plástico. Somos conscientes de que el uso del plástico es casi siempre inevitable, pero se trata solamente de que tengas algo de conciencia al respecto. Empieza por sustituir todas las bolsas de plástico que tengas por bolsas de tela y bolsas reutilizables. Procura usar envases de cristal que sean susceptibles de más de un uso y cuando hagas la compra, evita los paquetes o envoltorios que contengan mucho plástico. Por supuesto, cuando el uso de plástico no sea evitable, deshazte de él por los medios correspondientes y no lo tires al contenedor de basura convencional.

4.- Compra menos cosas. ¿Cuántos pares de gafas de sol tienes? ¿Cuándo crees que tendrás suficiente ropa? ¿De verdad necesitáis dos coches en la familia? ¿Te vas a comprar un teléfono nuevo cuando tu terminal actual funciona perfectamente? Todas estas preguntas deberíamos hacérnoslas todos con el año nuevo. Hay mucha gente en el mundo que no tiene, literalmente, nada, pero en el mundo desarrollado todos aspiramos a tener “mucho de todo”. Este consejo entronca directamente con las tres erres de la ecología: reciclar, reutilizar y reducir. Si reduces el consumo, reduces los desechos.

5.- No tires comida. Quédate con el siguiente dato: en el mundo se tira a la basura un tercio de toda la comida producida, pero 1 de cada 10 personas se va a la cama con el estómago vacío y pasando verdadera hambre; ¿es esto justo? ¿Hay algo que con tus propósitos de año nuevo sostenibles puedas hacer al respecto? Tirando menos comida no vas a necesariamente arreglar los problemas de hambre en el planeta, pero desde luego contribuirás con tus acciones a un estilo de vida más coherente y sostenible. También estarás reduciendo tu huella de carbono y tu impacto sobre el medioambiente. Para conseguir tu meta de tirar menos comida, planifica un poco mejor tus visitas al supermercado, particularmente cuando compres productos perecederos. Recuerda que éstos no duran para siempre en la nevera.

Y esto ha sido todo por hoy. No podemos evitar mencionar que si dispones de muebles y enseres de los que te quieras deshacer y que consideras son susceptibles de uso por parte de un tercero, lo mejor que puedes hacer es llamar a Recogida Muebles Gratis.

Disfruta mucho de lo que queda de año; ¡nos vemos de nuevo en 2016!

Consejos para ahorrar agua; 14 medidas fáciles

El logo de Recogida Muebles Gratis incluye el símbolo internacional del reciclaje. En nuestra empresa respetamos mucho el medioambiente y es por ello por lo que acostumbramos a divulgar en este blog consejos y opiniones sobre cómo ser más amables con la Tierra y con los seres vivos que la habitan.

Hoy queremos hacer un alto en el camino para hablar sobre un elemento cada vez más escaso y al que, lamentablemente, todavía prestamos muy poca atención. Algo de cuyo consumo abusamos y que derrochamos, sin pensar mucho en las consecuencias que ello pueda ocasionar en el futuro. Se trata efectivamente del agua.

 

consejos para ahorrar agua

Los consejos para ahorrar agua de Recogida Muebles Gratis

Aunque estemos muy acostumbrados a escuchar aquello de que “las dos terceras partes del planeta son agua”, la realidad aplastante es que solamente el 3% del total es agua dulce y de este 3%, sólo el 1% es potable.

Paralelamente, ¿saben cuánta agua consumen y saben cuántas personas viven en el mundo sin agua potable?  No es nuestra intención incomodar a los que lean estas líneas pero queremos que abran un poco más los ojos y sean más conscientes del problema en derredor de este valioso líquido: en España consumimos unos 150 litros de agua por habitante y día, pero en el mundo existen casi mil millones de personas sin acceso a agua potable; ¿qué opinan al respecto?

Consideramos pues que, como mínimo, deberíamos hacer todos un esfuerzo por no derrochar, implementando medidas para ahorrar agua y reducir su consumo. A continuación hemos listado una batería de consejos para ahorrar agua que esperamos ayuden precisamente a esto.

  1. Comprobar nuestra instalación de fontanería y eliminar todas las fugas. Esto incluye el clásico grifo que gotea, que a lo largo de 24h puede llegar a desperdiciar 30 litros de agua; sí, ¡han leído bien!
  2. No usar el wáter como cenicero.
  3. Instalar alcachofas y grifos de bajo consumo.
  4. Meter botellas rellenas de agua en el interior de la cisterna. Para que no floten, se ha meter en ellas algo de arena o piedras. Esto evitará que la cisterna se llene innecesariamente con hasta 15 litros de agua y que tal cantidad sea derrochada con cada uso.
  5. Ducharse en lugar de bañarse. Conocidas las cifras sobre la gente pobre en términos de agua, es realmente una frivolidad llenar una bañera con hasta 250 litros para sumergirse en ella. Una ducha consume menos de la cuarta parte de agua.
  6. Darse duchas más cortas. Es uno de los consejos para ahorrar agua que más veces habremos escuchado pero parece que no termina de «calar». No nos entretengamos tanto bajo la ducha.
  7. No dejar abierto el grifo mientas nos lavamos los dientes.
  8. Aislar térmicamente nuestra instalación de agua caliente. Cuanto antes salga el agua caliente, menos tiempo estaremos desperdiciando agua con el grifo de agua fría esperando a que ésta se temple.
  9. Lavar con el lavaplatos y lavavajillas solamente a carga completa.
  10. Durante el afeitado, llenar el lavabo con dos dedos de agua para aclarar nuestra cuchilla, en lugar de enjuagarla cada vez mediante el grifo.
  11. Cuando lavemos los platos a mano, no dejar el grifo permanentemente abierto durante el aclarado.
  12. Guardar una botella de agua en la nevera, evitando dejar correr el agua del grifo “hasta que salga fresca”.
  13. Regar a primera hora de la mañana para evitar la evaporación del agua.
  14. No dejar la manguera abierta mientras se lava el coche a mano.

Estos consejos para ahorrar agua son todos muy fáciles de llevar a la práctica. Solamente es necesario un mínimo cambio de actitud por parte de todos nosotros para evitar males mayores en el futuro. Es ciertamente un milagro que abriendo los grifos de nuestras casas salga un material líquido, transparente, potable y prácticamente gratuito, pero esto no tiene por qué durar para siempre. Hagamos un uso responsable del agua y sigamos todos estos consejos para ahorrar agua; las generaciones venideras nos lo agradecerán.

Y puesto que mencionamos a las generaciones futuras, recordemos que es a los más pequeños a los que debemos enseñar a seguir estos consejos para ahorrar agua; es la mejor manera de garantizar que nuestra sociedad cambie para bien en este sentido.

¿Y ustedes? ¿Sus hijos cierran el grifo  mientras se lavan los dientes?

Razones por las que usar Recogida Muebles Gratis

Recogida Muebles Gratis recoge sus muebles y enseres gratuitamente, siempre y cuando éstos sean susceptibles de nuevo uso por un tercero. En el caso de que los objetos recogidos estén muy deteriorados, se elabora un presupuesto formal correspondiente al coste de su retirada y correcto reciclaje.

Sería natural preguntarse por la necesidad real de llamar a una empresa de recogida de muebles cuando parece un trabajo que casi puede realizar uno mismo, ¿no?

A continuación queremos detallar los argumentos que nos han expuesto algunos de nuestros clientes en este sentido, así como los argumentos de Recogida Muebles Gratis y que defienden nuestra postura: siempre es mejor contratar a un profesional.

recogida muebles gratis
Esto es lo que se evita cuando llaman a Recogida Muebles Gratis

Razones por las que usar Recogida Muebles Gratis

1.- “Puedo hacer esto yo mismo”. Cierto, es probable que puedan hacer el trabajo ustedes mismos pero tengan en cuenta que quizá no dispongan del tiempo para ello y tengan en cuenta también que, dependiendo del tipo de muebles de los que quieran deshacerse, necesitarán un coche grande o incluso una furgoneta. Mención importante ha de hacerse también a la posibilidad de que se lesionen cargando pesos a los que no están acostumbrados.

¿No creen pues más prudente dejar el trabajo en manos de un profesional?

2.- “Tengo pensado donar casi todos mis muebles y enseres viejos”. Por supuesto esta opción es más que loable y si de nuevo, dispone de los recursos y tiempo necesarios para ello, no podemos poner objeción a que piensen en las personas más desfavorecidas. Ahora bien, tengan también en cuenta que muchas ONG’s no aceptarán objetos muy deteriorados y, si los aceptan, pueden que no sean reciclados convenientemente.

Recogida Muebles Gratis acepta todo tipo de muebles y enseres, independientemente del estado en que se encuentren. Garantizamos además el respeto total al medioambiente en el proceso de desecho y reciclaje.

3.- “Creo que con ayuda de un amigo puedo ocuparme”. ¿De verdad que quieren comprometer a un amigo, cuando seguramente éste tenga maneras mucho más divertidas de pasar el fin de semana?

Siendo como es nuestro servicio un servicio gratuito, creemos que la opción lógica es llamar a Recogida Muebles Gratis.

4.- “Puede que sea caro”. En este aspecto queremos ser completamente transparentes. El servicio de Recogida Muebles Gratis es gratuito, siempre y cuando sus muebles y enseres sean susceptibles de nuevo uso.  Cuando sus objetos estén muy deteriorados, presupuestaremos el coste de su retirada y ustedes tendrán la última palabra.

Ahora bien, en el caso de que se encarguen ustedes mismos, ¿han valorado el coste de alquilar una furgoneta? ¿Qué coste atribuyen al tiempo que deberán invertir para realizar el trabajo? ¿Y el coste de una posible lesión?

5.- “No puedo decidir si deshacerme de mis muebles y enseres”. Esta duda es la que provoca la acumulación de trastos inservibles en casa y nuestra experiencia nos dice que si optan por ocuparse ustedes mismos de  deshacerse de sus objetos, es probable que lo demoren indefinidamente por su falta de decisión.

Si llaman a una empresa profesional como Recogida Muebles Gratis, tendrán la motivación suficiente para seleccionar los muebles que han de quedarse y los que han de seguir otro camino.

¿Y ustedes? Se aventuran a ocuparse ustedes mismos o van a ser prudentes y contar con una empresa seria y profesional como Recogida Muebles Gratis?

El efecto del calentamiento global

efecto del calentamiento global

 

En Recogida Muebles gratis recogemos sus muebles y enseres gratuitamente, siempre y cuando éstos sean susceptibles de un nuevo uso. Nuestro propósito es que sus pertenencias sean aprovechadas por otros, aplicando la segunda R de la ecología; la reutilización.

Habrá ocasiones en las que sus muebles y enseres estén tan deteriorados que no sea factible otro destino diferente al de la destrucción y el reciclado. En este caso, también nos ocuparemos de su recogida, cobrando un pequeño importe por la gestión.

Ahora bien, puede que su tentación sea la de simplemente bajar los trastos viejos al contenedor convencional y olvidarse del problema. Han de saber que esto es lo peor que pueden hacer. Si no se reciclan los desechos, éstos se convierten en basura inservible y su destino es normalmente la quema o la descomposición en algún vertedero. Esto produce la liberación de todo tipo de gases de efecto invernadero (metano, dióxido de carbono y óxido nitroso principalmente), causa principal del calentamiento global. Todos estaremos de acuerdo en que el calentamiento global producirá a medio y largo plazo un incremento en el nivel de los océanos; ¿son realmente conscientes de lo que implica esto?

Hoy queremos intentar abrir los ojos de aquellos que todavía no entienden o aceptan esta realidad inexorable de efectos desastrosos.

El efecto del calentamiento global; ¿nos afecta realmente?

– Efecto del calentamiento global nº1. – La climatología es cada vez más extrema. No pueden negarlo; los veranos parecen ser más calurosos y los inviernos más fríos. Cada verano hay más incendios forestales. En ocasiones parece que hemos pasado de tener cuatro estaciones a tener solamente dos. En las noticias se informa cada vez de más desastres debidos al mal tiempo, a las tormentas y a las inundaciones; ¿es todo una casualidad? Desde luego que no.

Al producirse un dramático deshielo (el Océano Ártico tiene un 45% menos de masa de hielo de la que tenía en 1980) se produce un desequilibrio en las grandes corrientes de aire y esto impacta en la meteorología de manera muy importante.

  • Efecto del calentamiento global nº2.- Los hogares de más de 200 millones de personas quedarán sumergidos llegado el año 2100. Los países que más sufrirán con ello incluyen China, Vietnam o Japón pero el resto del mundo se verá dramáticamente afectado. Las inundaciones convencionales serán mucho más comunes.
  • Efecto del calentamiento global nº3.- El impacto en la economía global será devastador, particularmente porque algunas de las ciudades motoras de la economía mundial se verán afectadas, tales como Nueva York o Londres o Paris.
  • Efecto del calentamiento global nº4.- La vida junto al mar dejará de ser una opción viable. Si viven cerca del mar, sus descendientes quizá deban buscar lugares de residencia alternativos. Las autoridades gubernamentales son conscientes de ello, hasta el punto de que en algunas partes del mundo se plantean prohibir la construcción futura de obra pública en zonas costeras o con riesgo de inundación.
  • Efecto del calentamiento global nº5.- También lo habrán visto en documentales y en noticias; algunas de las plantas y especies animales que dependen del hielo para su supervivencia (como los osos polares por ejemplo) están condenadas a la extinción. Algunas de las estimaciones más optimistas confirman que podrían extinguirse hasta un 25% de las especies en todo el mundo, debido al calentamiento global.
  • Efecto del calentamiento global nº6.- Las playas desaparecerán; ¿se lo habían planteado? Quizá no pero resulta más que evidente. Si aumenta el nivel de mar, las playas serán engullidas por los océanos, con todo lo que ello supone. Se verá  afectado el turismo y el comercio directamente. En el extremo opuesto pero relacionado con ello, las temporadas de esquí se irán acortando progresivamente debido al aumento de las temperaturas.
  • Efecto del calentamiento global nº7.- Aumentará el riesgo de contaminación de los acuíferos. Si el agua salada penetra en los yacimientos subterráneos de agua dulce, ésta se contaminará y quedará inservible para el consumo. Las cosechas sufrirán y el coste de desalinización del agua contaminada será inasumible.
  • Efecto del calentamiento global nº8.- Directamente relacionado con el punto anterior, la agricultura y ganadería sufrirán un grave trastorno debido a la escasez de agua dulce. Esto impactará dramáticamente en la producción de todo tipo de alimentos y materias primas y tendrá efectos irreversibles.

¿Hasta cuándo vamos pues a seguir contaminando y ensuciando? ¿Cuándo vamos a comprender que el calentamiento global es una realidad? ¿Cuándo vamos a dejar de pensar en nosotros mismos, en lugar de pensar en las generaciones futuras?

La próxima vez vayan a tirar un viejo mueble a la basura, ¡sean por favor responsables y llamen a Recogida Muebles Gratis!

Cómo cumplir de verdad con las tres erres de la ecología

las tres erres de la ecología

Nuestra intención con el post de hoy es recordar en qué consisten las tres erres del reciclaje, haciendo énfasis en que las erres guardan un orden determinado. Concretamente, queremos hacer hincapié en que la R correspondiente al reciclaje viene en último lugar, una vez hemos practicado la reducción y la reutilización.

Las tres erres: Reducir, Reutilizar, Reciclar

Sencillo, ¿no? Hay que reducir el consumo, reutilizar lo que consumimos y reciclar lo que descartamos. Pero empecemos por el principio.

Sobre el papel, la práctica de las tres erres es muy bonita y ésta se basa en nuestro empeño por dejar el mundo en mejor situación del que estaba cuando llegamos a él. Se trata de limpiar más de lo que ensuciamos o, como mínimo, limpiar todo lo que ensuciamos.

El mundo se encuentra además  en un estado de emergencia medioambiental por lo que un estilo de vida más ecológico ya no es una opción; es una imperiosa necesidad si lo que queremos es que las generaciones venideras pervivan sobre la tierra.

Es innegable pues que se ha producido un cambio de mentalidad pero, ¿es suficiente? En Recogida Muebles Gratis creemos que no, y queremos explicarles por qué.

No practicamos correctamente las tres erres

No sabemos reciclar

Parece mentira pero todavía tenemos muchas dudas sobre qué debe ir en cada contenedor, teniendo en cuenta que los hay en colores verde, amarillo, azul y gris, y que éstos colores pueden llegar a variar según la provincia o comunidad autónoma.

Entendido, los plásticos van al contenedor amarillo y los periódicos van al azul; ¿pero qué pasa con las latas? ¿Y los aerosoles? ¿Y los metales?

Quizá esto sea culpa de las administraciones, que se esfuerzan poco por formar e informar pero la realidad es la que es; no sabemos reciclar y no estamos en general muy preocupados por ello.

No existe conciencia ni solidaridad en el reciclaje

Parece mentira pero no todos reciclamos; ¿cuánta basura tiene que acumularse en playas y ríos para que tomemos conciencia? ¿Hasta qué altura tienen que llegar los vertederos para que definitivamente optemos por reciclar? ¿Cuánto daño hay que seguir haciéndole a la tierra y a nosotros mismos para que cale el mensaje? Seamos serios. Seamos responsables porque «ya huele» la falta de conciencia.

No existe una normativa más estricta sobre el reciclaje

Directamente relacionado con el punto anterior debemos recurrir al conocido dicho de “la letra con sangre, entra”; el reciclaje doméstico no es obligatorio y tirar todos nuestros desechos a un único contenedor todavía no conlleva sanción o multa. Quizá debiéramos aprender de países como Japón, en los que se inculca desde la infancia un determinado código de conducta frente a la basura y los desperdicios.

El reciclaje no siempre es «lo más cómodo»

Reconozcámoslo; disponer en casa de varios recipientes o papeleras para separar la basura no es lo más práctico. Los envases que han contenido lácteos acaban desprendiendo olor y no siempre hay contenedores de reciclaje en la puerta de nuestras casas; quizá tengamos que andar más de veinte metros para llegar hasta ellos.

La leyenda urbana del reciclaje

Esto lo hemos oído muchas veces de boca de los que no reciclan; “me han contado que luego se vierte la basura de todos los contenedores de reciclaje en un mismo sitio y luego se quema”. Sin comentarios.

Pero el mayor problema, con mucha diferencia, es el de otorgarle un peso similar al reciclaje que el asignado a reducir y a reutilizar; esto sí que es un gran error. El reciclaje debe ser el último recurso y no debe ser nuestra única aportación a un mundo más verde.

¿Por qué? Porque lo más eficaz en la lucha contra el problema medioambiental derivado de la acumulación de desechos es no generar desechos desde un principio.

La R más efectiva de las tres erres es la de reducir

Consumamos menos y hagámoslo de un modo responsable. Dejemos de usar bolsas de plástico siempre que nos sea posible. Imprimamos por las dos caras del folio. Compremos objetos que no llevan mucho envoltorio de plástico. Usemos pilas recargables. Reparemos las cosas en lugar de descartarlas.

La segunda R de las tres erres más efectiva es la de la reutilización. Pensemos en los usos alternativos que tiene un objeto antes de tirarlo a la basura. ¿Tiramos los vaqueros rotos a la basura o los convertimos en unos pantalones cortos más informales? ¿Tiramos las botellas de cristal o las reutilizamos para agua o como candelabros?

El único límite de la reutilización es nuestra imaginación pero sepa que si no se le ocurre nada ingenioso o quiere liberar espacio en su casa, Recogida Muebles Gratis se ocupa de la recogida de sus muebles y enseres. Lo hacemos gratuitamente y pensando precisamente en su reutilización por parte de un tercero.

La tercera R de las tres erres, correspondiente al reciclaje, la implementaremos sólo cuando no es posible la reutilización.

Conclusión; consumamos menos y hagámoslo de manera responsable. Seamos imaginativos e intentemos reutilizar antes de descartar. Reciclemos solamente como último recurso.

¿Y usted? ¿Sabe en qué contenedor van las latas? ¿Y el aceite usado?