Vivir con menos: ¿es posible? | Recogida Muebles Gratis

En Recogida Muebles Gratis somos fans del reciclaje, de la vida saludable y en general, de un mundo más sostenible. Creemos que es importante consumir de manera más responsable, sin generar tantos desechos, ni tanta contaminación, y sin provocarle tanto daño al medioambiente. Creemos además que vivir con menos es, no sólo posible, sino una fuente de felicidad. ¿Por qué? Precisamente vamos a darte las razones a continuación de por qué vivir con menos es una filosofía de vida muy recomendable.

vivir con menos

¿Por qué vivir con menos?

  • Gastarás menos. Porque desde el momento en que decidas vivir con menos, no consumirás innecesariamente. Dependerás menos de lo material para ser feliz, y buscarás tu realización personal a través de las cosas inmateriales.
  • Serás un buen ejemplo, tanto para tu familia y tus hijos como para la gente que te rodea. Si demuestras a los demás que vivir con menos es posible y que además te hace más feliz, es posible que lo conviertas en algo contagioso. ¿No crees que es importante predicar con el ejemplo?
  • Te podrás permitir artículos de mejor calidad. Te podrá parecer algo contra-intuitivo, pero es muy cierto. Si en lugar de tener ocho chaquetas diferentes, solamente tienes dos, podrás invertir más dinero en esas dos. Ya sabes lo que dicen; ‘lo barato sale caro’ y si compras menos prendas, pero de más calidad, te durarán mucho más. Vivir con menos tiene sus ventajas.
  • Invertirás menos tiempo en ordenar. Cuantos menos trastos tengas en casa, menos tiempo pasarás ordenándolos, reparándolos, lavándolos y limpiándolos. ¿No crees que tiene todo el sentido del mundo?
  • Vivir con menos te hace más libre. Porque llega un momento que tenemos tantas posesiones, que la sensación es la de que nuestras cosas nos poseen a nosotros. Si te desprendes del equipaje innecesario, viajarás por la vida mucho más ligero y feliz.

Y recuerda que, si quieres vivir con menos y necesitas desprenderte de algún mueble y objeto, ponte en contacto con Recogida Muebles Gratis; ¡la empresa líder en recogida de muebles, trastos y enseres!

¿Cómo llevar una vida más sostenible?

Sin más preámbulos, nos lanzamos directamente a darte 10 consejos muy fáciles de seguir para llevar una vida más sostenible.

vida mas sostenible

Una vida más sostenible, al alcance de tu mano

  1. Para una vida más sostenible, deja de secar la ropa en la secadora. Sí, es probablemente uno de los electrodomésticos más cómodos que existen, pero su gasto eléctrico —y correspondiente contribución a tu huella de carbono— no siempre está justificado. ¿Por qué no intentas tender en el exterior, o con un tendedero de pared o techo dentro de casa? El medioambiente te lo agradecerá.
  2. Una vida más sostenible pasa por aislar térmicamente tu casa. Para el invierno, procura que ventanas y puertas estén bien selladas y, de cara al verano, recurre si es necesario a los papeles tintados para recubrir ventanas y aislarte del calor del sol.
  3. ¿Conoces los cargadores solares? Los hay para todo tipo de pequeños electrodomésticos. ¿No te parece increíble que puedas recargar el móvil con la única ayuda del sol?
  4. Toma duchas más cortas. No te bañes. Y no tires tanto de la cadena. ¿De verdad necesitamos pasar media hora bajo la ducha? ¿Y darse un baño de espuma? Y en determinadas circunstancias, uno se plantea incluso si es necesario bañarse todos los días. Una vida más sostenible no implica falta de higiene, sino que seas más responsable con el consumo de agua.
  5. No uses tanto papel de cocina desechable, o servilletas de papel. ¿Por qué no usas trapos y servilletas de tela, que puedes lavar y reutilizar? Gastamos demasiado papel, una práctica muy poco ecológica.
  6. Usa productos de limpieza ecológicos. La mayoría de los productos que usamos para limpiar son muy perniciosos para el medioambiente, pero sí existen algunas alternativas ‘verdes’, más respetuosas. Elige estos productos y llevarás una vida más sostenible.
  7. Usa pilas recargables, un asunto del que ya te hemos hablado en posts anteriores.
  8. No cojas tanto el vehículo privado y usa más el transporte público. Camina y disfruta de tu ciudad a pie. Desempolva la bicicleta.
  9. Fíjate bien en las etiquetas de los productos que compras en el supermercado y evita comprar todo aquello que creas puede ser perjudicial para el medioambiente.
  10. Come menos carne. Está más que demostrado que la industria cárnica, por los gases de efecto invernadero que provoca, contribuye al calentamiento global.

Regalos sostenibles; la mejor opción para estas navidades

Hemos escrito multitud de posts en nuestro blog sobre la necesidad de reducir el consumo, sobre las bondades del mercado de segunda mano, sobre las tres erres de la ecología y sobre cómo es importante que aprendamos a vivir con menos. El dicho es conocido por todos; no es más rico el que más tiene, sino el que menos necesita. Con esta excusa, hoy queremos hablarte de los regalos sostenibles.

Porque, reconozcámoslo, la cultura existente de regalar “a diestro y siniestro” es a veces insalvable, particularmente cuando tenemos niños pequeños en casa o personas a nuestro alrededor que sabemos que nos van a regalar “algo” en Navidad. Ello nos obliga a hacer el desembolso recíproco correspondiente para que todos queden contentos.

Ahora bien, si no queremos contribuir al deterioro del medioambiente con la compra de más artículos y productos fabricados y envueltos en plásticos y materiales poco respetuosos con nuestro entorno, siempre nos queda la opción de los regalos sostenibles. Veamos algunos ejemplos.

 

regalos sostenibles

Ejemplos de regalos sostenibles

Es posible que, sin saberlo, ya hayas hecho regalos sostenibles en el pasado, pero aquí tienes algunos ejemplos prácticos. En la mayoría de las ocasiones, este tipo de regalos tendrán una acogida mejor todavía que la de los regalos “normales”, si se nos permite la expresión.

  • Una cena para dos en un restaurante de moda
  • Un fin de semana en un spa o en balneario
  • Un vale para un tratamiento de belleza
  • Unas clases de tenis
  • Unas entradas para el teatro, la ópera o un concierto de rock
  • Un mes de gimnasio

Si te fijas, esta lista de regalos sostenibles se compone exclusivamente de “experiencias”, en lugar de productos, artículos y cosas. Es muy probable que dichas experiencias sean recordadas con más cariño y durante más tiempo que cualquier otro detalle que puedas tener con la persona a la que regalas.

Muebles usados; ¿a la basura?

En Recogida Muebles Gratis nos dedicamos a la recogida de muebles usados, enseres, elementos de decoración, herramientas y electrodomésticos. Lo hacemos desde el convencimiento de que se desechan o tiran a la basura demasiadas cosas, muchas de las cuales merecen una “segunda oportunidad”. Si tus muebles usados son susceptibles de uso, sin estar demasiado deteriorados o estropeados, los recogemos gratuitamente, en tu casa, en tu tienda o almacén. Si, al contrario, los muebles están rotos y necesitas que los retiremos por ti, ponte en contacto con nosotros y te daremos un presupuesto por su retirada.

 

muebles usados

Muebles usados; ¿por qué no tirarlos a la basura?

A continuación te ofrecemos algunas razones por las que no debes tirar a la basura los muebles usados.

  • Por respeto al medioambiente. Los muebles, así como todo lo que se produce en la era moderna, han consumido una cantidad determinada de recursos naturales. Energía, materias primas, plásticos, metales y/o maderas. Algunos de estos elementos se degradarán a lo largo del tiempo, otros se reciclarán y otros podrían ser perniciosos para el medioambiente. ¿Tiene sentido entonces tirar los muebles usados? ¿No es más razonable aprovechar al máximo lo que ya se ha producido? Por esta razón, es importante que los muebles usados sean reutilizados por un tercero, en lugar de terminar en un vertedero.
  • Por solidaridad. También debemos respetar a las personas con menos recursos y más desfavorecidas. Los muebles usados son una excelente alternativa para aquellos que no pueden permitirse comprarlos nuevos. Si los pones en manos de nuestra empresa, volverán al ciclo de consumo, a precios muy asequibles.
  • Para apoyar la cultura “second-hand”. Aunque vivimos en una sociedad de consumo, en ocasiones es importante marcar ciertos límites. Usar y tirar no es lo más responsable, ni desde el punto de vista medioambiental, ni desde la óptica social. Por este motivo, es vital que la cultura de reutilizar los muebles usados se popularice. ¡Estarás haciendo una contribución positiva cuando llames a Recogida Muebles Gratis!

Pilas usadas; ¿qué hago con ellas?

Se habla poco de las pilas usadas y, desde Recogida Muebles Gratis, creemos que se debería hablar más sobre ellas. Es nuestro convencimiento que no se cuida lo suficiente de los recursos naturales de nuestro planeta y que existe poca cultura en este sentido. Con este motivo, hoy pretendemos arrojar algo de luz sobre esta cuestión, en la esperanza de que tengamos todos algo más de cuidado con lo que hacemos con las pilas usadas.

Pilas usadas; ¿cuánto contaminan realmente?

Primeramente, ¿somos realmente conscientes de lo contaminantes que son las pilas usadas? Es lamentable, pero millones de pilas y baterías acaban en los vertederos convencionales y no son tratadas adecuadamente. Esto quiere decir que el ácido corrosivo, el plomo y los otros metales pesados que contienen terminan filtrándose a la tierra y contaminando los acuíferos.

pilas usadas

A lo anterior se une un problema doble; cada vez usamos más pilas —para todo tipo de aparatos electrónicos— y cada vez es mayor la desinformación en cuanto al reciclado de las pilas usadas. ¿Sabes en qué contenedor deshacerte de ellas? ¿Van en el contenedor de los plásticos? ¿Hay que llevarlas a un punto limpio? ¿Todas las pilas usadas han de tratarse del mismo modo?

Veamos:

Las pilas usadas han de ir a un contenedor específico para ellas pero su formato puede variar en función de donde vivas. Busca en tu centro comercial más cercano, en la farmacia, en la parada del autobús o al lado de los propios contenedores para materiales plásticos. Si tienes dudas al respecto, llama a tu Ayuntamiento para informarte.

En cuanto a los diferentes tipos de pilas y baterías, en general son todas igual de contaminantes y NINGUNA debe ir directamente al cubo de la basura.

Cuando se trate de baterías para móvil o baterías no extraíbles —del artículo electrónico correspondiente—, lo mejor es que las lleves a un punto limpio. También es posible que el fabricante del artículo electrónico en cuestión disponga de algún tipo de programa de reciclaje. Consúltalo.

En resumidas cuentas, ante la duda, JAMÁS tires las pilas usadas a la basura. Por tu salud y por la de los demás.

¿Sabes qué es la economía circular? | Recogida Muebles Gratis

Hemos hablado mucho en este blog sobre las tres erres de la ecología —reducir, reutilizar, reciclar— pero lo cierto es que esto representa un esquema lineal de consumo que cada vez está más en desuso. Nos referimos a que lo que se produce, luego se reutiliza, y termina reciclándose, pero no tiene en cuenta lo que sucede antes de que una empresa toma la decisión de producir un determinado producto en su fábrica. Aquí es donde hace la aparición la economía circular.

¿Qué sucedería si la empresa fabricante produjera un determinado objeto pensando de antemano en sus posibilidades de reparación, reutilización y reciclaje futuras? ¿Y si se hiciera mayor énfasis en crear productos compuestos de materiales biodegradables o reciclables? Hasta la fecha, existe cierta conciencia en este sentido, pero la economía circular va un paso más allá.

economia circular

 

Por ejemplo, fíjate en tu teléfono móvil. Parece que está fabricado para romperse a los pocos años y no poder repararse. No se puede mejorar y lo normal es que no puedas ni abrirlo. ¿Por qué? Porque su fabricante quiere que lo uses y que lo tires, para después comprarte uno nuevo. Con la economía circular, los móviles serán más fáciles de reparar. Podremos incorporarles nuevos elementos o unidades de memoria con mayor facilidad.

Otro ejemplo. Las empresas que instalan una moqueta en sus oficinas. Hasta hoy día, la moqueta se quedaba allí hasta que venía el próximo inquilino y, quizá, cambiaba la moqueta. La unidad vieja terminaba en el contenedor de la basura. Con la economía circular, no compras una moqueta; la alquilas, pagando una pequeña cuota mensual. Cada tres años —por ejemplo— la empresa instaladora viene y te instala una alfombra completamente nueva, llevándose la vieja para reciclarla convenientemente.

Algo similar al ejemplo anterior sucede con algunas marcas de coches. Te ceden un coche nuevo cada tres años, a cambio de una cuota mensual que incluye el seguro y el mantenimiento.

La idea que subyace a todo lo anterior es que, en la economía circular, nuestros “desechos”, o aquello que ya no queremos seguir utilizando —el móvil de hace tres años, el coche de cuatro años o la moqueta usada— se convierten en un recurso. Dichos recursos se emplean para satisfacer las necesidades de un tercero, o para reciclarse y volver a incorporarse a la cadena de producción.

El medioambiente lo va a agradecer.

Algunos mitos sobre la energía solar

Si se nos permite la expresión, “la cabra siempre tira al monte” y en Recogida Muebles Gratis, siempre nos gusta tratar asuntos relacionados con la ecología, la sostenibilidad y la eficiencia energética. Es por ello que hoy tenemos la intención de abordar la energía solar, desmontando algunos de los mitos sobre la misma.

 

energía solar

 

Desmontando los mitos de la energía solar

Mito número 1: la energía solar necesita mucho mantenimiento y éste resulta caro. Esta afirmación es falsa, algo que se hace evidente si reflexionas sobre ello un momento.  ¿Cuántas piezas móviles crees que tienen las placas solares? Obviamente, muy pocas. Están compuestas por circuitos, células fotoeléctricas, y poco más. La mayoría de los fabricantes ofrecen garantías de 20, o hasta 30 años, porque la tecnología es muy fiable y económica.

Mito número 2: la energía solar es cara. Falso también. Puede que hace una década, la afirmación fuera cierta, pero su coste ha venido disminuyendo progresivamente desde entonces. La tecnología es cada vez más eficiente y asequible, por lo que no se puede decir que la producción de este tipo de energía tenga un coste elevado.

Mito número 3: los paneles solares no generan mucha electricidad en invierno. Rotundamente falso. Salvo que un panel quede cubierto de nieve, o completamente obstruido por la suciedad, tiene un rendimiento bastante elevado, incluso en condiciones de poco sol. Seguidamente, aunque el ángulo con que incide el sol sobre las placas afecta a su rendimiento, cada vez es menos relevante este factor.

Mito número 4: con energía solar podré aislarme por completo de la red eléctrica general y usar baterías para el almacenamiento. Falso también. Lamentablemente, hoy por hoy, los hogares con placas solares deben seguir conectados a la red de suministro, en la que vuelcan el exceso de electricidad producido y que de la que toman energía ante un valle en la producción solar de la misma.

¿Te hemos convencido? En próximas entregadas trataremos otros temas relacionados con las energías renovables; ¡hasta la próxima!

Súbete a la bicicleta

Desde Recogida Muebles Gratis nos gusta promulgar un estilo de vida saludable, sostenible y respetuoso con el medio ambiente, razón por la que hoy queremos escribir sobre el uso de la bicicleta. Lo hacemos ahora que llega el buen tiempo, una época del año en la que cada vez más personas se deciden a subirse a pedalear sobre dos ruedas.

Veamos pues cuáles son los principales beneficios de la bicicleta; ¡no te quedarán excusas!

 

bicicleta

 

¿Por qué subirse a la bicicleta?

  • Su huella de carbono es prácticamente nula, salvo la dimanante de su proceso de fabricación. No obstante, ¡no existe medio de transporte más ecológico!
  • Hace que te sientas más joven; recordarás que una vez fuiste niño.
  • Te mantiene en forma.
  • Dependiendo del lugar en el que vivas y trabajes, llegarás antes a los sitios. Está demostrado que es la mejor forma de esquivar el tráfico rodado urbano.
  • Reduce el estrés, gracias al ejercicio que realizas.
  • Como no podía ser de otra manera, si usas la bicicleta como medio de transporte, ahorrarás mucho dinero en gasolina o en billetes de tren y autobús.
  • Aprecias mucho más el entorno y lo que te rodea. Desde la bicicleta es mucho más fácil apreciar el paisaje, tanto si vives en el campo como si lo haces en el centro de la ciudad. Serás más consciente de lo que hay a tu alrededor.
  • La bicicleta es un deporte de bajo impacto (contrato al footing, por ejemplo); tus articulaciones no sufren.
  • Puedes disfrutar de la bici casi durante toda tu vida.
  • Es fácil calcular los tiempos de transporte; no te afectan tanto los atascos ni necesitas emplear tiempo en buscar aparcamiento.
  • Es muy poco contaminante y reduces la congestión que provoca el tráfico.
  • La bicicleta es divertida.
  • Te hace incluso más atractivo para los demás.

Recuerda además que existe una amplia y variada oferta de bicicletas, de muy diferentes precios, tanto de primera como de segunda mano.

¿Necesitas más excusas?

Reciclar pilas y baterías

En el post de hoy queremos relatar por qué es importante reciclar pilas —y baterías— en lugar de tirarlas directamente a la basura. Se supone que todos deberíamos conocer ya la importancia de este aspecto del reciclaje pero, lamentablemente, no es el caso, y sigue habiendo mucha gente inconsciente en este sentido.

 

¿Por qué reciclar pilas?

Las baterías contienen metales muy tóxicos, tales como cadmio, níquel o mercurio. Si reciclamos convenientemente, evitamos que estos metales terminen en un vertedero y que acaben filtrándose a la tierra y los acuíferos. De otra manera, el medioambiente, los seres humanos y todo tipo de seres vivos serían seriamente perjudicados.

 

reciclar pilas

 

Reciclar pilas permite recuperar los metales arriba descritos y reutilizarlos para otros fines.

Se pueden —y deben— reciclar todas las pilas y baterías; desde las pilas de zinc (son las convencionales, como las que emplearíamos para un reloj o una radio) hasta las alcalinas (de más duración que las de zinc), pasando por las pilas de botón, las de óxido de plata (como las empleadas en relojes de pulsera) o las pilas de litio (usadas en cámaras fotográficas). Incluso las pilas recargables tienen una duración determinadas y han de reciclarse una vez alcanzada su vida útil.

Reciclar pilas debe ser pues una prioridad de todos, ¡y no se permiten excusas!

 

¿Qué materiales se recuperan al reciclar pilas?

  • Concentrado de ferromanganeso. Éste es de alta calidad y puede ser reutilizado por los productores de acero, ahorrando mucha energía y dinero a los fabricantes.
  • Las pilas de zinc contienen hasta un 40% de este elemento, pudiendo volver a utilizarse en ciertos procesos industriales, como la electrolisis.
  • Mercurio en estado puro. Reciclar pilas consigue recuperar mercurio que puede ser utilizado en instrumentos de medición o en iluminación fluorescente.
  • Plata. Aunque en pocas cantidades, las pilas contienen plata que puede ser reaprovechada por joyeros y artesanos.
  • Níquel, plomo y cadmio. Reciclar pilas y baterías permite extraer estos tres metales que pueden volver a utilizarse en la fabricación de nuevas pilas.

En conclusión; NUNCA tires las pilas directamente a la basura.

Reutilización imaginativa

Hoy toca hablar de la reutilización, algo de lo que acostumbramos a escribir en este blog pero para lo que no siempre damos muchos ejemplos que inspiren a aplicar la segunda erre de la ecología.

A riesgo de ser pesados, lo volveremos a recordar. Si queremos ser más ecológicos, debemos hacer un esfuerzo en la reducción, la reutilización y el reciclaje. Es decir, debemos comprar menos cosas, buscarle un nuevo uso a las cosas que hemos comprado y que ya no queremos o necesitamos, y reciclar correctamente nuestros desechos. Aplicados estos sencillos principios, todos contribuiremos a construir un mundo más limpio y respetuoso con el medioambiente.

Ahora bien, para ofrecerte algo de inspiración, hoy te mostramos algunos ejemplos curiosos y muy prácticos de reutilización, para que compruebes por ti mismo que la imaginación es un gran arma de la ecología.

¡La reutilización al poder!

(Clica en las imágenes para ampliar información)

1.- ¿Por qué tirar esa vieja escalera de madera? ¿Y si pudieras convertirla en una interesante estantería de pared?

 

reutilización-1

 

2.- ¿Te vas a deshacer del juego de maletas de tus abuelos? ¡Un momento! La reutilización te permite convertir maletas en sillas vintage…

 

reutilización-2

 

3.- Estas sillas plegables son muy prácticas para organizar la ropa, ¡hasta el punto de que quizá salgas a comprarlas si no dispones de ellas!

 

reutilización-3

 

4.- ¿Por qué comprar una escoba, si puedes fabricarla con una botella de gaseosa? ¡Reutilización en estado puro!

 

reutilización-5

 

5.- No tires las cucharillas de plástico y saca tu vena artística para fabricar una lámpara de diseño.

 

reutilización-6

 

6.- La mayoría de nosotros odiamos los cables y todos usamos papel higiénico; ¿qué te parece esta idea para organizarlos?

 

reutilización-7

 

7.- Con esta herramienta puedes convertir tus tarjetas de crédito vencidas en púas de guitarra…ahora sólo necesitas aprender a tocarla.

 

reutilización-8

 

8.- Los libros nunca deben tirarse a la basura, ¿pero por qué no emplearlos para fabricar pequeños estantes?

 

reutilización-4